Las sonrisas mexicanas viajan a Río

La exposición Magia de la sonrisa en el Golfo de México se exhibirá en el Museo Histórico Nacional, en Río de Janeiro, Brasil, durante tres meses.

Ciudad de México

Con la exposición arqueológica Magia de la sonrisa en el Golfo de México, que se exhibirá en el Museo Histórico Nacional de Río de Janeiro, a partir de este 28 de julio, México tendrá presencia en la Olimpiada Cultural de Río de Janeiro 2016.

La muestra, conformada por alrededor de un centenar de figurillas elaboradas en arcilla de las llamadas Culturas de la Costa del Golfo que habitaron esta región desde el año 100 antes de Cristo hasta el año 900 de nuestro tiempo, era un proyecto que se trabajó desde el año pasado para conmemorar los 450 años de la fundación de Río de Janeiro, explicó Pedro Francisco Sánchez Nava, coordinador nacional de Arqueología del INAH y co curador de la exposición Magia de la sonrisa en el Golfo de México.

“Por iniciativa de Beatriz Paredes, embajadora de México en Brasil se conjuntó esta exposición, tratando de jugar con la palabra río, así por un lado se hace referencia a Río de Janeiro y por otro lado, a la acepción de risa”, detalló.

Sánchez Nava explicó que algunas de estas figurillas con caritas sonrientes proceden de sitios arqueológicos como El Zapotal, La Higuera, Isla de Sacrificios, Patarata, La Campana y Remojadas, en Veracruz.

“Lo sorprendente es que varias de esta piezas presentan movilidad, se les mueven los brazos y se les puede quitar y poner la cabeza; otras son instrumentos musicales asociados a los rituales relacionados a las buenas cosechas”.

En la muestra de “las caritas sonrientes” que estará montada durante tres meses, se utilizó la clasificación del psicólogo norteamericano Paul Ekman, que distingue a la sonrisa en 18 tipos diferentes: falsa, sincera, burlona, desdeñosa, temerosa y triste.

Recordó que estas figurillas antropomorfas han sido estudiadas desde finales del siglo XIX por Leopoldo Batres, Francisco del Paso y Troncoso, Hermann Strebel, Franz Blom y Oliver La Farge. Mientras que en el siglo pasado, Alfonso Medellín Zenil logró presentar diversas tipologías para el estudio científico de estas piezas.

Eduardo Planchart, a principios de este siglo, estudió la risa en Mesoamérica desde una perspectiva simbólica, lo mismo hizo Cherra Wyllie, quien en el años 2008 concluyó que las figurillas de El Zapotal, Veracruz, fueron dedicadas a la deidad de la muerte.

En 2011, María José Reyes Parroquín realizó un catálogo de las piezas procedentes del Museo de Antropología de Xalapa. En este análisis que se ha hecho de “las caritas sonrientes” el propio Octavio Paz escribió en 19171 el ensayo “Risa y Penitencia".

La exposición Magia de la sonrisa en el Golfo de México se exhibirá en el Museo Histórico Nacional, en Río de Janeiro, Brasil, durante tres meses.


ASS