Maestros toreros invitan a conocer sus fiestas

Integrantes de la Academia Taurina de Guadalajara describen cuál es el panorama local del gremio
La temporada de novilladas que inicia hoy en Guadalajara es una de las épocas que los amantes de la Fiesta Brava viven de manera especial
La temporada de novilladas que inicia hoy en Guadalajara es una de las épocas que los amantes de la Fiesta Brava viven de manera especial (Especial)

Guadalajara

Por decenios, la temporada de novilladas que inicia hoy en Guadalajara es una de las épocas que los amantes de la Fiesta Brava viven de manera especial. La serie de corridas se empata con las Fiestas de Octubre y la Expo Ganadera. 

Ramón Macías, escritor, músico y autor de varios libros de tauromaquia, reconoce que “la fiesta ha ido en declive en parte porque ya no se le da importancia antes había planas completas para la fiestas de toros”. El estudioso lamenta que este sea el panorama de las fiestas ya que se trata de una tradición que está ligada a la celebración de la Virgen del Rosario y a la Navidad. 

“Hace 20 años había corridas por Año Nuevo, Navidad. En el ámbito de la Historia Universal se trata las raíces de la fiesta brava se extienden a los juegos de Creta, la fiesta es tan antigua como la historia de la civilización. Posterior a la Edad Media se le toma no como una fiesta sino como un sentido de sacrificio y en América llega con la colonización”, explica el también autor de La Catedral de los Toros (2007). El investigador ha consignado 45 Plazas de Toros históricas a lo largo de todo Jalisco.

Lo que hay que recordar en esta época al ver a novilleros exitosos es lo que hay detrás y saber que además de albergar este tipo de espectáculos  la Plaza de Toros Nuevo Progreso, inaugurada en 1969, es sede de la Academia Taurina de Guadalajara que forma parte de las academias del Ayuntamiento tapatío. El plantel cuenta actualmente con 22 alumnos, entre los que se encuentran niños desde los 7 años hasta jóvenes de 21 años. También hay un par de niñas que quieren ser toreras, además de algunos “aficionados prácticos” a quienes se les enseña cómo apreciar la fiesta. 

La escuela que se mantiene en base a donativos de los aficionados y a toreros retirados que donan sus espadas y capotes para que puedan practicar los jóvenes según detalla Óscar Rodríguez, conocido como El sevillano, por el estilo con el que inició su carrera. Otros docentes en activo son Pablo Miramontes, Diego Bricio y Alfredo Lomelí, ellos atienden a los alumnos que se dividen en los niveles de principiantes, intermedios y avanzados.

La enseñanza para ser torero “es completamente gratuita. En la parte teórica se les enseña desde la historia del toreo, cómo comenzó la fiesta, sus antecedentes, el toreo mexicano, el toreo español, las figuras mexicanas, las suertes, el comportamiento del toro en el ruedo, los terrenos de los toros, la disciplina y el respeto a tan particular animal y a la profesión. Se les enseña también a enfrentar tanto triunfos como fracasos, el compañerismo, el respeto jerárquico ante compañeros o profesionales y a ser respetuoso con el aficionado lo mismo con el ganadero”, según detalla Rodríguez.  

“Es una forma de vida. El torero debe prepararse físicamente y desarrollar ciertas cualidades como elasticidad, resistencia, reflejos, saber sobreponerse. También adquirir un conocimiento técnico de cómo tomar el capote, su colocación, la distancia, el temple, la colocación en el ruedo y cómo brindar auxilio. Incluso se les dan clases de valores y de etiqueta. Les tenemos que enseñar a que desarrollen su propio estilo y su personalidad y cómo crear arte y expresar sus emociones y sus conocimientos delante de los animales”, dice Pablo Miramontes.

Para esta ocasión la temporada  2015-2016 que inicia hoy en la Plaza de Toros Nuevo Progreso incluye la participación de los novilleros Daniel Luque, Arturo Saldívar y Diego Silveti. La cita es hoy a partir de las 16:30 horas en la Plaza de Toros Nuevo Progreso. La entrada tiene un costo que va de los 150 a los mil 200 pesos.


EXPOSICIÓN DEDICADA A LOS TOROS

El toro y el poema es la exposición del pintor Rubén Espinoza autor de la Baraja Taurina, torero aficionado y profesor del Centro de Educación Artística José Clemente Orozco del Instituto Nacional de Bellas Artes que puede apreciarse en el Hotel Misión Carlton de Guadalajara. La muestra reúne cerca de 30 piezas dedicadas a grandes figuras del toreo elaboradas en óleos y con tinturas inventadas por el Dr. Atl con resinas naturales. La cita es en Niños Héroes 125. La entrada es libre.