ENTREVISTA | POR ÁNGEL REYNA

Luz Ávila Soprano y profesora de música

La soprano Luz Ávila emigró a Durango, desde donde dirige el coro de la Escuela Municipal “Silvestre Revueltas", actividad que combina con su carrera como solista.

Un gran sueño, Escuela Superior de Música en la región

Luz Ávila comparte su carrera como solista con su labor como directora del coro de la Escuela Municipal de Música "Silvestre Revueltas".
Luz Ávila comparte su carrera como solista con su labor como directora del coro de la Escuela Municipal de Música "Silvestre Revueltas". (Especial)

Gómez Palacio, Durango

Luz Ávila es una soprano lagunera que emigró a Durango capital, mantiene un contacto permanente con la región por ser directora del coro de la Escuela Municipal de Música "Silvestre Revueltas" (EMMSR), que dirige Gabriel Robles.

- ¿Dónde ha tocado la Escuela "Silvestre Revueltas"?

En escenarios que habíamos soñado, con la Orquesta Sinfónica de la Universidad Juárez del Estado de Durango y con la Camerata de Coahuila.

- ¿Nos podría contar algunos momentos especiales?

Uno de ellos fue el cierre de fin de año de la Camerata de Coahuila, con "La Fantasía Coral" de Beethoven, entre los solistas participaron mis alumnos de canto de la EMMSR y algunos miembros del coro.

- ¿Es sencillo su oficio de cantante?

Hay que prepararse y estudiar constantemente, la música te exige muchísimo. Es un arte muy bello que se disfruta con absolutamente todos los sentidos pero te exige todo tu tiempo y atención.

- ¿Cómo combina su carrera de solista y la de profesora de coros?

Con los conciertos me lleno de energía y reafirmo mi amor por la música. Tengo admiración y adicción por los escenarios, en ellos expreso lo que tanto estudiamos dentro de un aula y de la misma manera compartimos nuestra esencia, no sólo como cantantes sino como personas y profesoras.

- ¿Dónde estudió?

Estudié canto en la Escuela Superior de Música de la UJED en la capital del Estado, he tomado diversos cursos de técnica vocal y de dirección Coral en distintos Estados del país.

Con reconocidos maestros, como Arturo Rodríguez de la compañía Opera de Coahuila y la profesora Edith Contreras de la UNAM. Estuve en el Encuentro Operístico de Verano de Artescenica, así como con el Maestro Gerardo González.

También debo mencionar a los profesores Nimbe Delgado de la EAEH y a Francisco Valdés de Torreón.

- ¿Cómo se inició en la música?

Gracias a mi padre Ezequiel Ávila quien desde el vientre me cantaba y ponía diversas melodías, él me ha transmitido su amor y pasión por este arte.

Luego como integrante de la Coral Polifónica Palestrina que dirige Germán Mendoza, a la que ingresé a los 7 años.

- ¿Qué opina de la educación musical en La Laguna?

Hay mucho futuro y mucho aún por hacer, vamos por buen camino, veo un despertar, mucha actividad cultural, muchas escuelas particulares, de aficionados y municipales.

- ¿Qué hace falta?

Una Escuela Superior de Música, deseo que en un futuro no muy lejano podamos no sólo ofrecer un nivel técnico en ejecución musical, sino licenciatura en mi amada escuela "Silvestre Revueltas".

No vamos a parar hasta ofrecerles eso a los muchachos, ese es mi sueño.

- ¿Qué le desea al movimiento musical regional?

Que existan más coros, más escuelas, más ensambles, más orquesta, que nos motiven a seguir preparándonos

- ¿Cuál es su trabajo en la ciudad de Durango?

Tengo a mi cargo el coro de la Orquesta Sinfónica Esperanza Azteca que cuenta con cien niños. Además sigo adelante con mi carrera como soprano solista en diversas actividades de la UJED y otras instituciones.

Sin duda alguna Luz Ávila es una artista lagunera entregada por completo a su pasión, que en estas fechas comparte su melodiosa voz con sus familiares y amigos en la tierra que la vio nacer.