Arrieta Barraza inaugura obra rodeado de niños

El escultor, dibujante y pintor presentó la exposición "Reconciliación, Tributo al doctor Emilio Illanes Baz", ante alumnos de la primaria Alberto Madrir, quienes lo ayudaron a cortar el listón.
La inauguración se realizó ante la presencia de niños de la escuela primaria Alberto Madrir.
La inauguración se realizó ante la presencia de niños de la escuela primaria Alberto Madrir. (Lilia Ovalle)

Torreón, Cohauila

Con un público totalmente natural y espontáneo, el artista plástico Luis Arrieta Barraza inauguró en la galería del Museo Histórico Casa del Cerro, la exposición "Reconciliación, Tributo al doctor Emilio Illanes Baz", ante un nutrido grupo de niños ávidos de cortar el listón para iniciar el recorrido por su obra.

Arrieta Barraza es escultor, dibujante y pintor y dentro de la exposición consideró las tres facetas, invitando además de manera simbólica a varios artistas duranguenses, los cuales aportaron una de sus obras para acompañarlo en la experiencia museística.

En la obra del artista, el concepto teológico no es un accidente toda vez que hace explícitos el carácter tripartito de su impulso creativo y la base mística de su inspiración. Y el espíritu que lo anima proviene de las distintas percepciones de la forma y del cómo la forma crea sus distintas intersecciones entre la sombra y la luz y contra el espacio, es decir, el color y la textura.

La inauguración se realizó ante la presencia de niños de la escuela primaria Alberto Madrir, mismos que fueron invitados por el artista a cortar el listón, no sin antes decirles en su discurso que son los niños quienes la mayor parte de las veces realizan las mejores preguntas porque están en pleno aprendizaje y no manifiestan temor ante la duda.

"Muchachos, el trabajo que ustedes van a ver aquí solamente representa el 10 por ciento de la obra porque se trata de desplazamiento de la obra, de trámites, hay muchísimo trabajo atrás y me gustaría que ustedes pensaran en toda la gente que está aquí implícita, que no la están viendo, el trabajo invisible es el 90 por ciento y hay que darles las gracias", dijo Luis Arrieta a los niños.