Federico Ramos y "Los Sonidos del Color"

El discurso narrativo del artista, evoca paisajes que buscan hacer conciencia de las tierras con misterios indígenas y minerales que arrebata la industria. Estará en Real de Catorce durante 3 meses.

Torreón, Coahuila

El viento arrastra hojas secas que llevan el sonido del verde ocre y el naranja maple, pero el discurso narrativo de Federico Ramos, intenta trasladar al espectador hacia el cerro del quemado y su tierra sembrada de misterios indígenas y minerales que la industria le arrebata.

"Yo pinto con acrílico sobre tela y obviamente tengo texturas de diferente naturaleza, pero esta obra me llevó varios meses prepararla".

"Los Sonidos del Color" es la exposición que el pintor lagunero llevó hasta el Centro Cultural de Real de Catorce y que fue inaugurada el pasado 5 de marzo.

Permanecerá en el recinto durante 3 meses, gracias a los trámites que realizó la Secretaría de Cultura del Gobierno de San Luis Potosí.

El artista plástico dijo que hasta la ciudad minera fueron llevadas 17 obras de mediano y grande formato, algunas de ellas relacionadas con el tema.

"Usted debe saber que Real de Catorce es un pueblo minero, histórico y que tiene un centro cultural extraordinario por varias razones".

"Primero porque se ubica en un edificio de 1787 que fue el edificio de la Casa de la Moneda de la Colonia".

"Allí había una mina de plata muy importante que por muchos años estuvo surtiendo con el mineral y con papel moneda a España en la época de la Colonia".

La minería en Real de Catorce no ha sido agotada. Con presencia de empresas como la firma canadiense First Majestic se siguen interviniendo los intestinos de la tierra para extraer el mineral.

Federico Ramos dijo que la exposición tendrá una afluencia importante, debido a que estará expuesta durante el período vacacional de Semana Santa y la zona siendo turística, mantiene constante registro de visitantes nacionales y extranjeros que podrían apreciarla.

"Estoy muy contento de invitar a los laguneros a que vayan a Real de Catorce, sería enriquecedor porque los que no conocen el pueblo pueden explorarlo y los que ya lo conocen lo pueden volver a visitar y de paso que vean mis pinturas".

"Yo pinto con acrílico sobre tela y obviamente tengo texturas de diferente naturaleza, pero esta obra me llevó varios meses prepararla".

"Usted debe saber que Real de Catorce es un pueblo minero, histórico y que tiene un centro cultural extraordinario por varias razones".

"Son formatos medianos y grandes, mi intención es invitar a los laguneros a que visiten Real de Catorce, tiene extraordinaria oferta culinaria, buen vino y buen pan, se vive en un ambiente de turismo exigente".

El autor refirió que la exposición fue bautizada con el nombre "Los Sonidos del Color", debido a que los colores reflejan no sólo estados emocionales, sino además evocan los ruidos y expresiones traducidas en ruidos.

Ejemplo de ello dijo, el rojo que se relaciona con la sangre y los latidos de un corazón, o la ausencia de color, el negro, que evoca la noche y los sonidos intensificados, como los que hacen los grillos en busca de la hembra o el viento entre los árboles.