Llega la sexta Temporada de Ópera Infantil en el Lunario

Con obras de Mozart y Pergolesi acercan el bel canto a los menores.
Sylvia Rittner, directora artística de Arpegio Producciones.
Sylvia Rittner, directora artística de Arpegio Producciones. (Lourdes Herrera)

México

La ópera no es uno de los géneros más difundidos en México, y menos entre el público infantil. Son muchos los mitos que rodean a este espectáculo teatral, y que hacen pensar que es aburrido, excluyente o antiguo; pero la compañía Arpegio Producciones está convencida de que con compromiso y creatividad se puede acercar el bel canto a pequeños y grandes.

“Es como estar en deuda con uno mismo. A mí me hubiera gustado de niña ver espectáculos como estos, donde me trataran como gente inteligente”, comentó Sylvia Rittner, directora artística de Arpegio, en entrevista con MILENIO a propósito de la sexta Temporada de Ópera para Niños, que llega al Lunario del Auditorio Nacional los domingos 5, 12, 19 y 26 de julio.

Este año, el ciclo llevará al público a los orígenes de la ópera con Livietta y Tracollo, una de las primeras obras creadas por el  italiano Giovanni Pergolesi, uno de los más importantes autores de la ópera bufa temprana, y con Bastián y Bastiana, pieza con la que Wolfgang Amadeus Mozart se inició en este género con apenas 12 años de edad.

Livietta y Tracollo se representa mucho en Europa, pero es la primera vez que se presenta en México. Estábamos buscando algo que fuera muy divertido y nos encontramos con este divertimento entre actos que nos llamó mucho la atención porque Pergolesí fue el compositor del barroco que trató de hacer temas más populares y que incluso contribuyó a que se difundiera la ópera en Italia, que saliera de las cortes, que dejará estos temas de dioses, mitologías e historias épicas, e incluyera personajes más cotidianos”, destacó Rittner.

En contraste, Bastián y Bastiana “es de las óperas más representadas en el mundo y en México, pero la elegimos para considerar público más pequeño… Aquí la propuesta del director, Jaime Matarredona, es crear un espectáculo que va a ser atractivo para niños de cuatro años, pero también para adolescentes de 15 porque trata de la idea mágica de un amor adolescente con música preciosa”.

Una década

En 2016, Arpegio Producciones celebrará diez años de vida, y en el umbral del festejo Rittner confiesa que ha sido mucho lo aprendido, pero la principal lección es “valorar la suma de los talentos. Porque si no es en equipo, esto no puede ser”.

“Funcionamos como un consejo, con un elenco estable de más de 20 cantantes, todos profesionales, con premios, que han cantado en el extranjero y donde incluso han obtenido galardones. Esto nos da la garantía de que el contacto con la ópera que van a tener los niños, que en ocasiones vienen por primera vez, va a ser de gran calidad”, explicó Rittner, quien invita a mirar la ópera como un espectáculo familiar que resulta la “suma de todos los artes”.