La pintura es el testigo de tu inconsciente: Lizette Arditti

La artista plástica habló de “La memoria al natural”, su más reciente exposición que se presenta en la Galería Víctor Manuel Contreras de la Universidad Autónoma de Morelos.

México

“Soy psicoanalista, y si el psicoanálisis es la disciplina que trata de entender o hacer consiente lo inconsciente, pues la pintura también porque ésta también revela algo de ti a través del lenguaje plástico”, afirma la artista plástica Lizette Arditti (México, 1947) respecto a La memoria al natural, su más reciente exposición.

La muestra, que se presenta en la Galería Víctor Manuel Contreras de la Universidad Autónoma del estado de Morelos hasta el 18 de marzo, se conforma por 35 pinturas realizadas entre 2009 y 2016, cuya temática está basada en las memorias que la artista tiene de haber vivido por 20 años en la cadena montañosa del Tepozteco.

“En la montaña en Tepoztlán me construí una cabaña, y las pinturas son recuerdos de las cosas que viví ahí, todos lo momentos contemplativos que tuve al estar en contacto tan directo con la naturaleza; y ese contacto tiene que ver con un estado en el que tú estás permanentemente entre la pintura y la contemplación de tus alrededores es una experiencia tan profunda en la que tú, la pintura y lo natural se hacen uno”, detalla.

La partícipe de lapróxima colección de MILENIO, detalla que las pinturas son paisajes “pero a la vez no” puesto que son nada convencionales: representan una traducción de todo aquello que observó y le impactó a valores plásticos, “por ello de pronto puede haber un río donde no corresponde o una cascada, se convierte en un experimento en el que trato de encontrar ese estado de trascendencia”.

Por ello, Arditti explica que la relación existente entre los cuadros de la muestra y la psicología es la tramitación que hay entre el inconsciente y la forma en que lo que hay dentro de este va siendo plasmado en la pintura, cómo ello se va revelando a uno mismo y cómo se va viendo

“He podido reunir ambas disciplinas: una en el consultorio cuando estas escuchando a alguien, y en el lienzo cuando tú mismo estás proyectando algo que viene más allá de lo que entiendes. Por ello la pintura es el testigo de tu inconsciente, y poder transmitir ese contacto honesto y directo que tienes contigo mismo mediante una obra a un espectador, que además logre ponerse en contacto con todo eso que te sucedió mientras pintaras, es el mejor sentido que el arte puede tener”, concluye.