Da Vinci y Miguel Ángel llegan a Bellas Artes

Obras de Leonardo da Vinci y Miguel Ángel Buonarroti se exhibirán a partir del 26 de junio. Es una de las mejores exhibiciones desde la inauguración del recinto en 1934.

México

Por primera vez se exhibirá en América, en el Palacio de Bellas Artes, una joya de la cultura y la ciencia universal: El códice de vuelo de las aves, de Leonardo da Vinci. El documento, que es como la biblia para los científicos, tiene tal relevancia que los miembros de la NASA en sus viajes al espacio lo han llevado en un soporte electrónico.

Esta es tan sólo una de las invaluables obras que se mostrarán, a partir del 26 de junio, en las exposiciones dedicadas a dos cumbres del arte universal, bajo los títulos de Leonardo da Vinci y la idea de la belleza y Miguel Ángel Buonarroti. Un artista entre dos mundos, y para las cuales se realizó una inversión de 17 millones de pesos.

Se trata de una de las mejores exhibiciones que se han presentado desde la inauguración del Palacio de Bellas Artes, en 1934, confirmó, Rafael Tovar y de Teresa, presidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta).

"Cuantitativamente son pocas obras las que se presentarán, 75 en el caso de Miguel Ángel Buonarroti, y un número similar con Leonardo, pero si tomamos en cuenta que Leonardo únicamente pintó cerca de 11 cuadros, y casi todos están en Europa — a excepción de uno, el de 'Ginebra di Benci', que está en EU—, podemos dimensionar la importancia y el esfuerzo de esta muestra".

En conferencia de prensa, donde no hubo recorrido por las exposiciones, Miguel Ángel Fernández, director del Museo del Palacio de Bellas Artes, dijo que como toda exposición hay normas internacionales que cumplir como el pago del seguro.

"Para esta dos exposiciones se invirtieron 17 millones de pesos, suma que incluye el pago del seguro, el traslado de los comisarios y aspecto de la museografía", precisó Fernández.

María Cristina García Cepeda, directora del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), señaló que es un privilegio presentar estas dos magníficas exposiciones, que muestran las más genuinas expresiones del arte universal.

Muestras del Renacimiento

Las exposiciones Leonardo da Vinci y la idea de la belleza y Miguel Ángel Buonarroti. Un artista entre dos mundos, que aún no están montadas, estarán abiertas hasta el 23 de agosto, y hasta el 27 de septiembre, respectivamente, aseguró Rafael Tovar y de Teresa, presidente del Conaculta.

"Leonardo y Miguel Ángel son dos personajes que indagan en la naturaleza del cuerpo humano, hay que recordar que antes de ellos nunca se había mostrado el cuerpo humano a detalle. Los dos incursionaron en la exploración de cadáveres con el interés de saber cuáles eran las partes del cuerpo y cómo funcionaba, aunque lo hicieron se forma secreta ya que la Iglesia lo prohibía".

El funcionario detalló que la muestra de Miguel Ángel está conformada por alrededor de 70 piezas, entre dibujos, un cuadro y 3 esculturas, entre ellas el Cristo de Justiniani, que dedicó al cardenal que fue uno de sus patronos. "Viene el cuadro extraordinario del Papa Julio II, aquel pontífice que fue el patrocinador de la Capilla Sixtina; además de algunas reproducciones de ésta".

De Leonardo da Vinci se presentarán alrededor de 75 obras, entre ellas el texto científico de El códice de vuelo de las aves, al igual que dibujo de distintos personajes, entre los que destaca César de Borgia y el dibujo del niño que sirvió de modelo para la Virgen de las Roca, el nombre usado para denominar a dos cuadros de Da Vinci pintado con idéntica composición pictórica.

Mejor inversión, imposible

Acerca del gasto de 17 millones pesos que hicieron el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes y el Instituto Nacional de Bellas Artes al traer Leonardo da Vinci y la idea de la belleza y Miguel Ángel Buonarroti. Un artista entre dos mundos, se aclaró que es una "muy buena inversión" y no un gasto, en alusión al recorte presupuestal que ha tenido la cultura.

Rafael Tovar y de Teresa, presidente del Conaculta, aclaró que "si esta exposición se realizara en otro país, por lo menos costaría el doble, porque cuesta millones de dólares. En nuestros caso pudimos conseguir muy buenas condiciones, si divide uno lo gastado entre el número de asistentes, digamos unos 300 mil, creo que es una muy buena inversión, porque se estaría desembolsado 45 pesos en cada uno".

Reiteró que es una buena inversión en términos sociales, por la afluencia que tendrá, ya que de lo contrario la gente tendría que hacer distintos viajes a Europa para ver estas exposiciones.