León-Portilla, Ciudadano Distinguido de la capital

Miguel Ángel Mancera dijo que el historiador ha colocado en alto el nombre de México.
El Jefe de Gobierno y el investigador emérito de la UNAM.
El Jefe de Gobierno y el investigador emérito de la UNAM. (Jorge González)

México

Emocionado, Miguel León-Portilla recibió ayer el reconocimiento y medalla de Ciudadano Distinguido por parte del Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, sin importarle que durante la ceremonia le cambiaran el apellido por Portillo.

En el acto, que tuvo lugar en el Salón de Cabildos del Antiguo Palacio del Ayuntamiento, León-Portilla agradeció sinceramente este nombramiento: "De verdad para mí es un día inolvidable. Yo creo que de todos los que están aquí, soy el que tiene más juventud acumulada", con lo que provocó aplausos y risas de la concurrencia.

Tras asumirse como un orgulloso habitante de la Ciudad de México, el investigador emérito de la UNAM, así como miembro de la Academia Mexicana de la Historia y de El Colegio Nacional, propuso recuperar la historia de esta gran urbe a través de la colocación de placas que indiquen a los ciudadanos que en tal o cual inmueble ocurrió algún acontecimiento histórico.

"La historia no es un lujo, es lo que nos ubica en la vida. La Ciudad de México tiene una larga historia, a veces dramática, a veces trágica, pero siempre interesantísima y, en grandes momentos, maravillosa", destacó León-Portilla, quien acudió a este homenaje acompañado de su familia: su esposa, Ascención Hernández; su hija, María Luisa, y su yerno, Gerardo, así como por sus nietos Miguel Diego y Fabio.

Asimismo, el autor de Visión de los vencidos se refirió a la riqueza de la tradición poética en esta gran urbe, y citó en náhuatl a Nezahualcóyotl, para proponer colocar en los trenes del Sistema de Transporte Colectivo Metro trazos de poesía, ya que ésta "es la mejor manera de filosofar".

En el acto protocolario, Mancera dijo que celebrar y reconocer la trayectoria del historiador llena de júbilo a los mexicanos: "Comprender lo que usted ha transmitido y enseñado durante muchos años es que la Ciudad de México y nuestro país tienen un pasado que define nuestro presente y, por supuesto, que también marca línea de nuestro futuro. Usted ha sido un estudioso de la herencia lingüística de nuestros antepasados, ha podido rescatarla, y nos ha mostrado cuáles son los orígenes culturales y no ha permitido que se pierdan muchas de estas tradiciones. Ha podido, con sus trabajos, poner en alto el nombre de México y transmitir, en otros sitios, en otras fronteras, todo lo que representa la filosofía de nuestros antepasados".

Subrayó que León-Portilla es un ejemplo al promover la historia de México y al reconocer la trascendencia de la cultura indígena y ponerla en el centro.

"Ha puesto en el centro a los indígenas, y lo tenemos que cuidar como algo preciado: como sus nietos, según comentamos, como ese tesoro debemos preservar a nuestros pueblos, a nuestros barrios originarios. Como ese tesoro debemos incluirlos también en esta nueva Constitución, la primera de la Ciudad de México", enfatizó Mancera.

El mandatario capitalino expresó que los ciudadanos de esta gran metrópoli continuarán aprendiendo del legado del autor de La filosofía náhuatl.

Tras concluir la ceremonia, el Jefe de Gobierno invitó a León-Portilla a pasar a la Sala de Virreyes para que firmara el libro de Ciudadanos Distinguidos.