Legionarios buscan financiamiento para construcción del Magdala Center

El hallazgo de una sinagoga y baños rituales judíos del siglo I lo colocan como el descubrimiento  más importante de los últimos 50 años para la arqueología bíblica.

México

Los Legionarios de Cristo buscarán financiamiento en universidades extranjeras para continuar con el proyecto arqueológico Magdala Center que realizan en Israel, donde se ha descubierto una sinagoga y baños rituales judíos que datan del siglo I.

Para conseguir estos recursos, participarán el próximo año en el congreso más importante de arqueología que se realiza en Chicago, ahí se montará una stand en donde se explicará el proyecto, que ha sido calificado como el descubrimiento más importante de los últimos 50 años para la arqueología bíblica.

Los trabajos de excavación, que adquirió la Legión en 2009, se encuentran detenidos desde hace un año por la falta de recursos, situación que se aprovechó para continuar con el trabajo técnico de analizar las monedas, la cerámica y el territorio, ya que tan solo se han excavado 2 mil 100 metros cuadrados que representan solo 7 por ciento del terreno.

En entrevista para MILENIO, Marcela Zapata, responsable del proyecto, explicó que la Autoridad de Antigüedades de Israel otorgó la licencia para la dirección de este proyecto a México en 2010; al frente de éste se encuentra la Universidad Anáhuac México Sur en convenio con el Instituto de Investigaciones Antropológicas de la UNAM.

Destacó que esta es la primera vez en la historia que la Autoridad de Antigüedades de Israel otorga una licencia a México para dirigir un proyecto de arqueología bíblica.

El proyecto Magdala consiste en desarrollar un trabajo arqueológico que ayude a presentar una visión objetiva de la historia de este pueblo y se pretende dejar el sitio abierto como parque arqueológico.

Este proyecto, destacó Marcela Zapata, ha tenido resonancia internacional por la técnica y enfoque utilizados, diferentes a los que se suelen usar en ese país, lo que ha permitido descubrir, entre otras cosas, los restos de una sinagoga del siglo I, por parte de las autoridades de Israel, así como  aproximadamente mil 700 monedas, restos de las actividades comerciales que ahí se realizaban; piezas de cerámica, y tres baños rituales de la religión judía que son un descubrimiento importante, porque se había documentado que en ese lugar de Galilea no existieron porque llegaba el agua, considerada pura, del río Jordán.

Hasta el momento, los vestigios analizados confirman que hubo un grupo de personas habitando ese espacio, pero no se puede confirmar la presencia de una figura en particular, en concreto la de Jesucristo, como un personaje histórico; sin  embargo, existen documentos que mencionan que visitó todas las sinagogas, “entonces existe la posibilidad de que la sinagoga descubierta haya sido visitada por Jesús”.

Otro descubrimiento importante localizado en el centro de la sinagoga es una piedra de altar grabada; en sus cinco caras tiene un candelabro de siete velas que se utiliza en sus ceremonias los cuales se pensaba solo existían en el templo de Jerusalén que fue destruido por los romanos.

Actualmente, comentó la especialista, en Israel se analizan las monedas, que tardarán seis meses más en ser catalogadas, así como la cerámica, porque tan solo se encontró una pieza completa de ésta y varias pequeñas de vidrio.

La zona, a la que se han transportado vía valija diplomática a través de la embajada de México en Israel con la autorización de la Secretaría de Relaciones Exteriores, se analiza en la UNAM, éste es el apoyo que ofrece la universidad al proyecto, el uso de laboratorios y lo que implica sustancias químicas, así como los expertos.

Destacó que este trabajo no sería posible sin la participación de los voluntarios, quienes excavan y restauran, casi todos son jóvenes provenientes de diferentes países, en su mayoría mexicanos y chilenos, a quienes se les solicita como requisito que paguen su boleto de avión y su estancia, que generalmente es por algunas semanas, máximo tres meses, que es lo permitido por las autoridades de Israel, si desean quedarse más tiempo se les pide tramitar una visa de voluntarios, a ellos se les paga la alimentación y se les ofrece una casa a seis kilómetros, hospedaje por 23 dólares que es “baratísimo”, y de ahí se les transporta al centro.

El pago por ingresar al parque arqueológico, dijo, lo establecerán los Legionarios que son los dueños del terreno y no las autoridades de Israel.

Además de la apertura al público del sitio arqueológico, los Legionarios de Cristo pretenden construir en el Magdala Center un centro para peregrinos, un hotel que albergará a 300 personas, pero aún tardará en edificarse de cinco a 10 años, un centro multimedia para presentar a los visitantes la vida de Jesús un centro para la atención de la mujer y una capilla ecuménica que estará lista para el próximo  marzo.