Le Carré des Lombes explora la fragilidad de relaciones humanas

Cuerpos que se dejan llevar por el impulso humano de relacionarse es la propuesta que la coreógrafa quebequense, Danièle Desnoyers, mostrará en la próxima edición del Festival del Centro Histórico.
La compañía Le Carré des Lombes presentará la pieza Paradoxe-Mélodie el 12 y 13 de marzo en el Teatro de la Ciudad de México.
La compañía Le Carré des Lombes presentará la pieza Paradoxe-Mélodie el 12 y 13 de marzo en el Teatro de la Ciudad de México. (Especial)

Ciudad de México

La directora de Le Carré des Lombes, compañía de danza contemporánea, dijo en conferencia telefónica que Paradoxe-Mélodie, pieza que presentarán el próximo 12 y 13 de marzo en el Teatro de la Ciudad de México, explora a través de la danza la interacción que existe entre seres humanos. “Estoy muy interesada en las relaciones de unos con otros y en la fragilidad y vulnerabilidad de éstas. Exploro la profunda amistad que puede darse entre dos seres, no las relaciones “tradicionales” de pareja”.

La coreógrafa explicó que los movimientos no sólo muestran las capacidades físicas de los bailarines, sino que expresan un sentido de la vida: “una urgencia por relacionarse con el otro.

La pieza es muy bailada, muy física, pero refleja un profundo deseo de estar juntos y de moverse unos con otros. Es una pieza muy cargada de humanidad”.

Desnoyers cuenta que invitó a Nicolas Bernier, compositor de Montreal, a componer la música de Paradoxe-Mélodie, puesta en escena creada en 2014, en Canadá, y que se ha presentado en París, en el Teatro Nacional de Chaillot y en Bélgica, en Brujas, pero con el compromiso de que hiciera una pieza para arpa.

“Desde el inicio quise poner el arpa en el corazón de la propuesta coreográfica, él se sorprendió de esta selección, pero lo convencí de experimentar. Tuvimos varias sesiones con Nicolas, la arpista y los bailarines en el estudio para explorar las sonoridades del arpa y ver qué espacio físico iba a ocupar el instrumento en el escenario”.

Para Danièle Desnoyers, la arpista es un elemento más dentro de su propuesta coreográfica, porque afirma que ésta se encuentra “tan metida físicamente y sus movimientos tienen una relación muy estrecha con el instrumento que realmente está integrada en la partitura coreográfica y musical”.

El resultado, explicó, da muestra de una forma de tocar el arpa de manera no convencional con el propósito de sobrepasar la expectativa del público y sorprenderlo. Además, la propuesta musical del arpa está acompañada por una pista que permite a la arpista experimentar con sonoridades electroacústicas.

“El arpa y la música electrónica de Nicolas Bernier hace que los cuerpos se vuelvan reveladores de la música, es decir, los cuerpos absorben la música y la reinterpretan”.

Paradoxe-Mélodie está cargada de un humor muy sutil, según Desnoyers. “Me gusta mucho el humor que deja a las personas un poco sin saber cómo reaccionar. No es un humor que te mate de la risa, sino que más bien te hace sonreír, similar al que sale cuando las personas empiezan a interactuar unas con otras”.

Le Carré des Lombes abrirán su presentación con un pequeño solo que aborda la potencia del cuerpo en el espacio y la representación de un hombre que desarrolla su relación con la vida a través de la música. Éste es un fragmento de la obra Sous la peau, la nuit que se presentó por única ocasión durante una gala en China.