ENTREVISTA | POR HÉCTOR GONZÁLEZ


"Las redes sociales enredaron todo": Laura García

Laura García, conductora de 'La dichosa palabra'.
Laura García, conductora de 'La dichosa palabra'. (Javier Rios)

Ciudad de México

A Laura García las redes sociales le gustan tanto como el futbol y los libros. Sin resabio alguno, la editora y conductora de La dichosa palabra, asume su adicción al teléfono celular o móvil —como ella lo llama—, tan es así que se puso a estudiar el fenómeno y escribió Enredados (SM).

¿Las redes sociales enredaron todo?

Sí. En todas sus acepciones ‘enredar’ podría aplicarse a lo que está pasando ahora con las redes sociales. Llegaron arrasando y han dejado cosas buenas y malas.

Por ejemplo…

Lo bueno: hay actividades, ejercicios y fenómenos que van muy enfocados a compartir el amor por los libros o las letras como no se había hecho antes. Lo malo son los peligros de la red: crean adicción, ha proliferado la crítica destructiva y han alterado los niveles de concentración.

¿Es adicta a las redes sociales?

Sí, pensaba que no lo era hasta que me di cuenta que antes de dormir reviso mis redes. Es una forma de entretenerse e informarse pero siento que ahora me ocupa más tiempo del debido y me quita horas de sueño.

¿De verdad cree que podemos informarnos en 140 caracteres?

No tanto así. Es tan abrumadora la cantidad de información disponible que es muy necesario seleccionar la que nos interesa.

¿Las ha usado para evitar el alcoholímetro?

Esa cuenta me llamaba mucho la atención y alguna vez le eché un vistazo, para saber cómo funcionaba. Éticamente no sé hasta qué punto va en contra de uno de los programas ciudadanos más genuinos.

¿Para stalkear a algún ex?

Sí. Quisiera justificarme pero solo puedo decir que sí.

¿Y la han stalkeado?

No lo sé. No me he enterado, pero supongo que sí porque a veces se nota cuando alguien dice alguna información que solo está en las redes.

¿Descarga películas, libros, música de manera gratuita?

Escucho música en Spotify y estoy inscrita en Neftlix, con eso estoy satisfecha. Soy bastante mensa para la piratería y no tanto porque no sea su partidaria, sino porque simplemente no sé.

¿Nunca ha comprado una película pirata?

Nunca, y no tanto por una cuestión moral, simplemente no se ha dado. Me encanta ir al cine, tampoco he comprado películas originales. No tengo ni dvd.

¿Prefiere hablar con amigos por WhatsApp o los llama por teléfono?

Por WhatsApp. Soy una víctima de esos grupos y a veces los alucino. Mi teléfono está siempre en silencio porque recibo muy pocas llamadas y demasiados WhatsApp.

¿Y eso está bien o mal?Es otra manera de comunicarse. Para mí, que tengo familia en España, es una chulada porque me acerca a quienes están lejos.

Cuando pierde el celular, ¿le falta algo?

Sí. Prefiero perder las llaves de mi casa que el celular. He perdido trabajos por no estar conectada o no responder rápido.

En el argot de las redes sociales, ¿su verbo favorito cuál es?

Es interesante que los sustantivos alrededor de internet se conviertan en verbos y en toda una familia semántica. Me gusta pensar que el usuario es completamente dueño de esa evolución y extensión del idioma, sin academia ni maestros.

¿Cuáles son sus cinco páginas de internet favoritas?

El buscador de Google. El sitio de El País, aunque cada vez me gusta menos, se nota que corrieron a los correctores de estilo. Uso mucho: Gmail, Twitter, la RAE y la Academia Mexicana de la Lengua.