La ópera engalana el MAP

En una muestra se presenta parte de la colección Bravo Reyes, a partir del próximo 30 de julio.
Manuela Bravo Reyes conformó el acervo más importante de indumentaria operística en México.
Manuela Bravo Reyes conformó el acervo más importante de indumentaria operística en México. (Araceli López)

México

Conocer la indumentaria que portó en México el tenor italiano Enrique Caruso en su papel como Radamés es tan solo una de las joyas del vestuario que el espectador podrá apreciar en la exposición Las óperas más populares en México, la cual mostrará parte de la indumentaria de la colección Bravo Reyes, a partir del 30 de julio, el Museo de Arte Popular.

En entrevista con MILENIO, el coleccionista José Antonio Guzmán, de la Casa Bravo Reyes, dice que a través de esta exposición se ofrece una selección de las óperas que fueron muy populares durante los siglos XIX y XX.

"Presentamos una cronología de cómo se inicia la creación de una ópera, brindando una explicación un tanto técnica pero no aburrida, porque en realidad conocer este proceso es muy apasionante. Las óperas no salen de la nada, salen de libretos, de ideas literarias, de ideas poéticas, arquitectónicas a veces. Entonces quisimos dar esa secuencia que mostrase la historia de la ópera, desde que se crea, hasta que se estrena, pasando, desde luego, por la producción, la producción del vestuarios y la escenografía, así como por todos los elementos que integran una puesta en escena".

En esta exhibición se eligieron algunos de los vestuarios usados en las grandes óperas presentadas en México, que fueron adquiridos hacia 1870 por Samuel Bravo Reyes, quien inició su colección tras comprar todo del vestuario que procedía del teatro Nacional, el antecedente del Palacio de Bellas Artes.

Dicho acervo, conformado además por figurines, zapatos, joyería, armería, vestuario y hasta partituras, lo enriqueció la señora Manuela Bravo Reyes, al conjuntar más de 700 vestuarios, conformando así, la colección más importante de indumentaria operística en México.

"Tenemos vestuarios que marcaron la historia de las grandes óperas de México, como el que usó Caruso en el papel de Radamés, así como la indumentaria portada por algunas grandes divas como Adelina Patti".

Para esta exposición se logró integrar ocho muestras de óperas emblemáticas, entre ellas: Don Giovanni y La flauta mágica, de Mozart; Lucia di Lammermoor, de Donizetti;

Turandot, de Puccini; Aída, de Verdi: está también mi ópera Ambrosio o la fábula del mal amor, que aborda el tema de los siete pecados capitales y que se estrenó en 2006 en Bellas, quise incluirla en esta la selección para dar un efecto testimonial".

La intención de presentar los vestuarios de las óperas más populares en México es dar a conocer el acervo de esta importante colección, destaca Walther Boelsterly, director del MAP.

"Tener esta colección que se mandó a hacer a principios del siglo pasado por don Porfirio Díaz para el famoso desfile de la celebración a del centenario de la Independencia de México, habla de la importancia de la colección de un momento histórico, por lo que creo que si sale de México será una pérdida brutal para el país, no solo en términos técnicos y artístico, por eso creo que hay que hacer un esfuerzo por todos lados, sabemos que están mal las finanzas del país, que hay muchos problemas, pero también reconocemos que hay muchos gastos superfluos en muchísimos lugares, entonces las autoridades podrían hacer un esfuerzo para adquirir esta colección, con la finalidad de que se quede en México".

La exposición Las óperas más populares en México permanecerá hasta el 30 de octubre en el Museo de Arte Popular, que se localiza en la calle de Independencia, esquina con Revillagigedo, en el Centro Histórico de la CdMx.