Las Musas de Papá Sibarita

En su página de Facebook se advierte: "Lugar de comidas lentas: cocinamos con música y amor artesanalmente".
Buena comida y buena música.
Buena comida y buena música. (Especial)

En su página de Facebook se advierte: "Lugar de comidas lentas: cocinamos con música y amor artesanalmente". Se trata del restaurante Las Musas de Papá Sibarita (Orizaba 218-A, colonia Roma), que el próximo sábado a las ocho de la noche celebrará su tercer aniversario con la presentación de Nur Slim y La Blues Band.

Elen Amor, su creadora, dice que el restaurante es la suma de sus dos pasiones: comer bien y escuchar buena música. "Siempre quise tener un lugar pequeño que tuviera la magia de la buena comida y conjugarlo con música en vivo. Estuve trabajando en muchos restaurantes desde los 18 años, mientras hacía mi carrera, así que tenía experiencia en el trato con la gente y cuestiones de gastronomía. Con el tiempo creció la necesidad de contar con un lugar propio, de no tener un jefe que no entendiera varias cosas que yo sí podía ver".

Lo que comenzó como un restaurante de comida tradicional italiana, con recetas de amigos y parientes, se ha convertido también en un referente para escuchar música de diversas tendencias, especialmente jazz. "Al principio no pensaba incluir música, pero tenía amigos músicos, como el guitarrista Emiliano Marentes, quien fue el primero que vino a tocar. Después Juan Manuel Guiza, otro amigo, me pidió tocar para que hubiera más movimiento. La música empezó con los miércoles de jam session a lo que llegaba quien podía: dos, tres o cuatros músicos, que era casi nada más para animarnos. Luego se fueron haciendo presentaciones los jueves, hasta que se extendieron a otros días. Actualmente lo hacemos de miércoles a sábado en la noche y los domingos a la hora de la comida".

Su propuesta, dice Elen Amor, "no es tener música de fondo. Pensamos que si íbamos a tener música, la íbamos a tener bien. Los músicos siempre han apoyado mucho, lo mismo cuando hay gente que cuando no. Hay que destacar la parte profesional de los músicos que vienen con un proyecto en forma y el público está dispuesto a escucharlos. El próximo fin de semana celebraremos tres años con la cantante y compositora Nur Slim, quien presenta Botánica de viento, música de cámara para quinteto de alientos, con letras compuestas en décimas. Cerramos con La Blues Banda y su música que invita a hacer catarsis".

El gran reto para mantener un lugar como Las Musas de Papá Sibarita es la constancia, asegura su impulsora. "Además tienes que creer en lo que estás haciendo, apostarle a ello y dejar que el lugar vaya pidiéndote cosas. Es necesario tener constancia y paciencia para ver dónde vas a poner el próximo centavito".