Lanzan campaña para concientizar a mexicanos sobre el melanoma

Se calcula que en el país cada año se diagnostican entre mil 700 y 2 mil casos y mueren aproximadamente 700 personas, informó Miguel Ángel Álvarez, especialista del Incan.
Recomiendan explorarse una vez al mes y checar que los lunares no sean anormales.
Recomiendan explorarse una vez al mes y checar que los lunares no sean anormales. (Shutterstock)

México

En apariencia son pequeñas manchitas que aparecen en el cuerpo, como lunares, pero en realidad son lesiones precancerosas con la capacidad de volverse tumores en la piel, entre ellos melanoma, que, en el caso de México, resultan ser de los males más agresivos, propiciando úlceras sangrantes hasta volverse invasivo, de acuerdo con oncólogos especialistas. 

Se calcula que en México cada año se diagnostican entre mil 700 y 2 mil casos, y mueren casi 700 personas en ese periodo, aunque hay un severo subregistro, explicó Miguel Ángel Álvarez Avitia, investigador de la Clínica de Melanoma del Instituto Nacional de Cancerología (Incan).

Del total de diagnósticos, en promedio, 57 por ciento son mujeres de 54 años. Además, lo grave es que hasta 28 por ciento de enfermos llega en etapas avanzadas al hospital, lo que reduce la supervivencia. Se trata de un cáncer  relacionado con la exposición a los rayos solares.

Miguel Ángel  Alvarez  Avitia, médico adscrito al Incan, explicó que la falta de estadísticas impide dimensionar la problemática, aunque estudios recientes reportan que los afectados consultan hasta tres médicos antes de llegar a un servicio clínico especializado en el manejo del melanoma, mientras que en EU los pacientes ven a 1.4 médicos en promedio.

Las personas afectadas padecen alguno de los tipos de este cáncer: el carcinoma basocelular, carcinoma epidermoide y el melanoma maligno.

La Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey son las entidades con mayor prevalencia de dicho mal.

Tratamiento

Hasta ahora, los tratamientos médicos contra el cáncer con inmunoterapia, que propician que el sistema defienda al organismo y ataque a las células tumorales, se han convertido en una solución para dar calidad de vida a los pacientes.

Las investigaciones, señaló Álvarez Avitia, reportan que el cáncer tiene una célula —conocida como CTLA-4— con la capacidad de apagar al sistema inmune, pero con el nuevo fármaco, Ipilimumab, se logra reactivarlo y mantenerlo activo contra el melanoma.

En México, Álvarez Avitia encabezó uno de los grupos de investigación que probó la eficacia del producto en pacientes del Incan. Señaló que la sobrevivencia promedio fue de 10 meses, pero en otros grupos se han observado a algunos individuos que se mantienen vivos después de cuatro años de haber concluido el tratamiento.

El sábado pasado tuvo lugar el Día Mundial del Melanoma, en el que diversas organizaciones dejaron en claro que aunque es el menos frecuente, representa solo 2 por ciento de todos los tumores cutáneos, pero es mucho más agresivo que otros tipos de cáncer de piel. Conforme a la  Organización Mundial de la Salud  su incidencia se encuentra actualmente en crecimiento, 132 mil casos de melanoma cada año en todo el mundo. 

La alianza

La Asociación Mexicana de Lucha Contra el Cáncer, en alianza con la farmacéutica MSD México, difunde el programa de información y sensibilización Tómalo en Serio, el cual tiene como objetivo concientizar a la población mexicana sobre las señales de alerta y la importancia de proteger su salud contra el  melanoma.

Este programa, que cuenta con una serie de materiales para su distribución digital, busca que la población reflexione sobre los sueños que desea alcanzar y que enfermedades como el melanoma, el cáncer de piel más agresivo, le impiden lograr. En los distintos materiales se muestran los sueños de diversas personas y se  invita a la población a compartir los suyos, el de su vida, en redes sociales con el hashtag #MelanomaTomaloEnSerio.

Como sucede en muchas otras afecciones oncológicas, si el melanoma es diagnosticado a tiempo, puede ser curable en casi todos los casos, de ahí la importancia de su diagnóstico precoz.

Por otro lado, también es posible reducir significativamente el riesgo de desarrollar melanoma: la principal herramienta de prevención es proteger la piel de la exposición a los rayos ultravioletas del sol.

Otra herramienta clave para la prevención es la detección de lesiones precancerosas, como ciertos lunares que tienen la capacidad de volverse tumores.

Es por eso que se aconseja que toda persona se realice una vez al mes un autoexamen de piel. Son cinco los aspectos fundamentales de un lunar que deben motivar una consulta al médico: asimetría del lunar, el hecho de que sus bordes sean irregulares, que exhiba múltiples colores o que presente cambios en la coloración con el paso del tiempo, que tenga un tamaño mayor a seis milímetros o diámetro irregular y, por último, evolución, es decir que haya cambiado en alguna forma, ello quiere decir que haya crecido, modificado su apariencia o que sangre y se sienta picazón.