Lanza el Tec programa de prótesis gratuitas

Ernesto Rodríguez Leal, ingeniero en Innovación y Desarrollo, explicó que en coordinación con la asociación civil Aukera,  ofrecen prótesis, órtesis y exoesqueletos gratuitos.
Rehabilitadores de bajo costo.
Rehabilitadores de bajo costo. (Héctor Tellez/Archivo)

Monterrey

El Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (Itesm) impulsa una comunidad en línea conformada por diseñadores, donantes y constructores de prótesis para apoyar a personas de escasos recursos con discapacidad en el país.

El director de la carrera, el ingeniero en Innovación y Desarrollo, Ernesto Rodríguez Leal, explicó que en coordinación con la asociación civil Aukera,  ofrecen prótesis, órtesis y exoesqueletos gratuitos.

Refirió que en México cerca de 60 por ciento de quienes requieren una prótesis tienen un ingreso familiar de tres salarios mínimos diarios, según el Inegi, lo que hace casi imposible que tengan acceso a una, debido a sus altos precios.

Frente a este panorama, resaltó, fue creada la fundación Aukera, la cual busca eliminar la incapacidad física al ofrecer diseños de prótesis, órtesis y exoesqueletos gratuitos por medio de colaboración abierta distribuida, creando un ecosistema de innovación global.

“La fundación Aukera está proponiendo todo un ecosistema de innovación abierta en la que buscamos conectar a postuladores, donadores, inventores y constructores para trabajar en conjunto”, explicó Rodríguez.

Añadió: “Queremos desarrollar la mejor plataforma de rehabilitadores robóticos de bajo costo con el control cerebral y muscular de prótesis, órtesis y exoesqueletos, ayudando a las personas que lo necesitan”.

La idea, expresó, es que el interesado, ya bien sea diseñador, donante o constructor de prótesis, pueda conocer los casos a través de la plataforma, ver los diseños y decidir si apoya a mejorar un diseño, construirlo o participar económicamente para hacer este donativo.

Manifestó que “fabricarlo tiene un costo, pero nuestra filosofía es que todos los órganos artificiales son como los biológicos, no deberían tener un costo, se tienen que donar”.