El Franz Mayer invita a un viaje en bicicleta

Anuncian 50 modelos de estos vehículos pertenecientes a casi 20 coleccionistas; también habrán fotos, audios, videos y un simulador.

México

En México la movilidad para transportarse de un lugar a otro es cada vez menor, por lo cual un mayor número de personas usan como mejor opción para transitar por la ciudad las bicicletas. Así, el Museo Franz Mayer presentará el próximo 28 de enero su nueva exposición del año: La vuelta a la bici, la cual está dedicada a este vehículo sustentable.

La muestra, integrada por más de 50 bicicletas de 18 coleccionistas, "no es una exposición que hable de la evolución de la bicicleta", sino que trata temas que son relevantes como parte de su historia, su diseño, innovación, estética y mecánica. Ejemplo de ello es una bicicleta inglesa plegable de guerra de los años cuarenta, la cual permite observar las modificaciones que con el paso de los años han adquirido los modelos contemporáneos, explicó en conferencia de prensa una de las curadoras de la muestra, Ana Álvarez.

Además exhibir modelos originales y réplicas, la exposición será acompañada de crónicas, datos históricos, audios, videos, ilustraciones e historias tanto de México como de otros países. Una de las anécdotas es la de Annie Londonderry, la primera mujer que tomó una bicicleta, se subió y emprendió un viaje alrededor del mundo, lo que después daría paso para que "las mujeres pudieran utilizar pantalones, o los también llamados bloomers", lo que dio como resultado que, además de un medio de
transporte, también se convirtiera en una herramienta de libertad, explicó Álvarez.

La vuelta a la bici está dividida en 13 secciones. En una de ellas habrá un simulador de ciclismo urbano: los visitantes podrán subirse a una bicicleta —que estará fija—, la pedalearán y al mismo tiempo estarán viendo un video que les dará la sensación de estar haciendo un recorrido por la Ciudad de México.

Ana Álvarez y Bernardo Baranda, director del Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo en México, convergen en la opinión de que la bicicleta no desapareció con el uso masivo del automóvil, sino solo dejó de ser visible. Después llegaría el programa Ecobici, que le daría mayor movilidad y proyección como medio de transporte, lo que provocó que surgieran empresas que hacen bicicletas y también un boom en el diseño.

Asimismo la exposición abordará la bicicleta como medio laboral y deportivo. De esa forma también habrá una bicicleta del tradicional afilador de cuchillos, audios con entrevistas a los ciclistas más importantes de México, imágenes de los primeros ciclistas en el país, así como el caso del bicipolo, un deporte que consiste en estar arriba de la bicicleta y con un palo empujar un disco.

Habrá ejemplares de colección de países como Italia, Inglaterra, Francia, Alemania, Estados Unidos y China. También habrá un espacio para la época de oro de la producción mexicana, por lo cual se exhibirán modelos clásicos como la bicicleta de carreras Saeta, de 1960; la Paris-Rubaix, de Benotto, de 1976; el triciclo Apache, de 1970, y los modelos Vagabundo, de 1978. También "se exhibirán los más recientes avances tecnológicos en accesorios, como la rueda inteligente de Copenhague y el casco invisible Hövding", puntualizó la curadora.

Con información de la colección Pryor Dodg, del Archivo General de la Nación y diversas fototecas como la del Archivo Casasola, se pudo perfeccionar la muestra en el Museo Franz Mayer. La exposición cuenta con la museografía de Luis Rodríguez y Nils Dallman.

De forma paralela a la muestra, se realizarán conferencias, mesas redondas, recorridos y un ciclo de cine. Las fechas podrán ser consultadas en los portales www.franzmayer.org.mx y www.mexico.itdp.org