Inauguró el Cecut la exposición 'La Tallera. Fábrica en movimiento'

“Contiene documentos, fotografías y videos y narra la dinámica de trabajo del artista”, dijo Cristina García Cepeda, directora del INBA.
 Se exhiben piezas de gran valía estética e histórica.
Se exhiben piezas de gran valía estética e histórica. (Cortesía INBa)

México

En 1923, David Alfaro Siqueiros dijo: "Nuestra meta estética fundamental es socializar la expresión artística (...) repudiamos la pintura de caballete y todo el arte de los círculos intelectuales, porque es aristocrático, y glorificamos la expresión del Arte Monumental porque es una propiedad pública".

Esta máxima cobró significado en Tijuana, donde la directora general del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), María Cristina García Cepeda, en representación del presidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), Rafael de Tovar y de Teresa, inauguró la exposición La Tallera. Fábrica en movimiento de David Alfaro Siqueiros, el jueves 30 de octubre en El Cubo del Centro Cultural Tijuana (Cecut).

La titular del INBA destacó que "esta muestra contiene documentos, fotografías y videos, narra la dinámica de trabajo del artista y exhibe también Maternidad, una de las pocas piezas murales que, a pesar de que posee la cualidad de desplazarse, no había dejado su sitio original desde 1975".

Este logro, dijo, se cristalizó gracias a la tenacidad de Pedro Ochoa Palacio, director general del Cecut, presente también en el acto, y quien, después de agradecer a los curadores, museógrafos y comisarios de la muestra, enmarcó este acontecimiento en el 32 aniversario del singular recinto bajacaliforniano.

La Tallera. Fábrica en movimiento está integrada por piezas de gran valía estética e histórica. A los dibujos en escorzo, croquis de composición espacial y litografías, se suman 11 paneles del exterior de la maqueta del mural La Marcha de la Humanidad y la maqueta con bosquejos del actual Polyforum Siqueiros.

Se exhibe también un módulo de fotografía donde se aprecian escenas cotidianas de Siqueiros en el taller, así como cuatro imágenes de Héctor García —fotógrafo al que el propio artista le solicitó hacer registro de las actividades dentro del taller y de la producción de la obra— que seguramente despertarán el interés del público de la región durante los tres meses que permanecerá abierta la muestra en este recinto.

La exposición La Tallera. Fábrica en movimiento se exhibe en la Sala 1 de El Cubo, y el mural Maternidad —realizado por Siqueiros entre 1971 y 1973—, de más de ocho metros de largo por cinco de alto, y de una tonelada de peso, puede ser visitado por el público, sin costo alguno, en el Vestíbulo de El Cubo.

Durante la inauguración de La Tallera. Fábrica en movimiento, María Cristina García Cepeda y Ochoa Palacio entregaron dos placas conmemorativas: al arquitecto Manuel Rosen, responsable, junto con su maestro, Pedro Ramírez Vázquez, del diseño arquitectónico del Cecut, y a Eugenio Velázquez, arquitecto de El Cubo, en honor a su labor en el contexto del 32 aniversario del emblemático complejo cultural.

Ochoa Palacio resaltó la forma en que se logró que La Tallera llegara al Cecut, y comentó que la instancia tijuanense ha construido un prestigio como institución cultural, la cual, a partir de 2008 cuenta con un espacio de las condiciones de El Cubo, que puede recibir exposiciones de esta magnitud y características. "Por supuesto, bajo la dirección de Rafael Tovar y de Teresa es que tenemos una mejor coordinación con las otras entidades del Conaculta, y las gestiones oportunas y el apoyo irrestricto del Instituto Nacional de Bellas Artes", afirmó.

En la ceremonia estuvieron presentes también Manuel Bejarano, director del Instituto de Cultura de Baja California, en representación de Francisco Vega, gobernador del estado; Marco Antonio Labastida, presidente del Seminario de Cultura, y Tonatiuh Guillén, titular de El Colegio de la Frontera Norte.