Diseño y moda mexicana con “La Ofrenda”

Una de las encargadas del negocio indicó que 45 marcas de diseñadores y artesanos se unieron para crear ese concepto en donde se comercializa: Joyería, Calzado, textiles, entre otras cosas.

Torreón, Coahuila

45 marcas de diseñadores y artesanos se unieron para crear un clúster denominado La Ofrenda Concept Store, diseño y moda Mexicana en Torreón: Joyería, calzado, cerámica, textiles, juguetes mexicanos, accesorios, diseño gráfico, son parte de su oferta.

Mismos que mantienen la especialización de lo tradicional, con dosis de hecho en casa  y venta en Internet.

¿De qué trata La Ofrenda Concept Store?

Es una tienda de concepto que conjuga un ambiente agradable,  música, olores, colores, todo en una fusión que imita más a un museo.

Comenzamos en el 2006 con joyería de diseño bajo la marca “Marina Gutiérrez”, después de nueve años en este proyecto quisimos abrir una tienda junto a otros 20 compañeros también joyeros, diseñadores y demás, que quisieron compartir un espacio de concepto.

Impulsar a los diseñadores y artesanos que no tenían un  punto de venta, las cosas se fueron dando y se fueron incorporando más al equipo. Ahora somos 45 marcas de diseñadores y artesanos, algunos emergentes y algunos de marcas consolidadas.

Además, ofertamos productos de algunos artesanos de calle. Hemos tenido muy buena aceptación  y venta por medio de las redes sociales. En un concepto que busca ser diferente, no solo enfocados a la venta sino también a promover el oficio y el diseño, con pinturas, grabados, joyería, hasta alimentos gourmet como café y mermeladas.

¿Está abierta la convocatoria para todos?

Siempre. Para que  alguien pueda vender en La Ofrenda Concept Store, deberá ofrecer un producto cien por ciento mexicano, puede ser realizado de forma artesanal, o de una marca ya consolidada pero con un toque final artesanal, la idea es no revender. 

En una tienda de concepto que conjuga un ambiente agradable,  música, olores, colores, todo en una fusión que imita más a un museo.

¿Qué y quiénes integran La Ofrenda?
 

Participan diseñadores, artistas y artesanos desde Tijuana hasta Chiapas. De la región Lagunera ofertamos objetos de diseño no tanto artesanías. Como por ejemplo de Guadalajara tenemos bolsas de vertería de piel, figuras y objetos de barro policromado en técnicas pintadas a mano de Puebla, cartonería en una técnica parecida al papel mache que incluye yeso y pintura a mano del Estado de México, de Oaxaca ropa bordada a mano y telares, así como pulseras, cestos, cintos y fajines realizados por mujeres Tarahumaras, entre otras cosas. 

Muchos de estos objetos bajo técnicas de fabricación que se han estado perdiendo con el paso del tiempo: Con esto intentamos también de rescatar estas técnicas que ya no son tan utilizadas y darles impulso.

¿Qué tanto existe el trabajo artesanal en La Laguna? 

El diseño de joyería en plata es algo más que una simple moda, o acto de  glamur, es una profesión, un oficio de donde vive mucha gente. Ahora La laguna no ha destacado por la fabricación de dicha artesanía, pensando en que el principal proveedor de plata de nuestro país se encuentra en la región.

Comencé en 2006 con una marca propia de joyería en plata denominada  “Marina Gutiérrez”, con la que hemos asistido a ferias Nacionales e Internacionales, actualmente vendemos nuestro productos en tiendas de aeropuertos de todo el país, y estamos en otros Show Rooms de otras partes de México, sobre todos en las playas.

Elaboro joyería que muy fácil se idéntica como mexicana, debido a sus colores y formas: inicialmente confeccionábamos solo en plata, luego fuimos trabajando con otros materiales como el oro y  aplicaciones, el  diseño de la joyería lo realizo junto a  Raúl Sánchez quien es el director creativo de la marca, con lo que damos empleo a más personas y en donde enseñamos el oficio.

De esta forma llevamos a cabo talleres de diseño y manufactura de joyería, cursos que se realizan los viernes y sábados por las mañanas, en la dirección de Ocampo y Abasolo. Los cursos son impartidos por Raúl Sánchez, quien muestra los procesos de manufactura, comercialización, apoyo  a la marca, registro, entre otras cosas, enfocado a ver esta actividad como un oficio de vida.

Con estos talleres hemos visitado el ejido La Flor de Jimulco, Francisco I. Madero, entre otros, para impartir cursos de joyería, con los que pretendemos que sean los mismos pobladores quienes creen sus pequeños talleres, que cada persona realice una parte de este proceso artesanal de joyería. 

A lo mejor es un oficio costoso pero la idea es que ellos se especialicen en un proceso que tengan sus propios talleres los que se pueden realizar en un espacio reducido. Tenemos muchos diseñadores en Torreón, lo que nos faltan son talleres y a su vez generar empleos. 

Ahora, pienso que nuestra cercanía con Estados Unidos nos perjudica en este aspecto, estamos más pendientes a adquirir productos Norteamericanos que lo hecho en casa.  

Necesitamos más tiendas de cultura, de orgullo mexicano, de gente que sabe de técnicas, tiendas que explique cómo son elaborados las artesanías o los diseños, para valorar lo que somos y lo que tenemos.

¿Qué tan complicado ha sido mantener a todos estos proyectos? 

Mantener una tienda de diseño y artesanías en este País toma mucho esfuerzo. No es un sacrificio el ser independientes cuando se ama lo que se hace pero si nos la hemos visto difícil. 

Ahora, es muy común ver a gente que acude a comprar artículos de diseño o artesanías que comienza a regatear el precio.

"Los apoyos son escasos y muy difíciles de obtener, aunque los artesanos ya no están esperanzados a obtener fondos del gobierno, nosotros no creemos en eso".


Compramos sin saber cuántas horas de trabajo fueron invertidas en ese producto, desconocemos su proceso de elaboración, el que a veces lleva generaciones enteras que al final todo son de valor agregado.

En el caso de esta tienda no regateamos el producto a los fabricantes, sabemos que lo que ellos quieren es vender, estamos enfocados en comercializar sus objetos también respetando sus marcas, no re etiquetamos los productos, todos conservan sus marcas propias, de tal manera que esto les sirve como impulso al artesano original, para que de alguna manera cualquiera los pueda contactar. 

En un principio trabajamos con el Fondo Nacional de Apoyo para las Empresas en Solidaridad (FONAES), ahora Instituto Nacional de la Economía Social (INAES), conseguimos bajar recurso para el proyecto del diseño de joyería.

Los apoyos son escasos y muy difíciles de obtener, aunque los artesanos ya no están esperanzados a obtener fondos del gobierno, nosotros no creemos en eso. Los apoyos que entrega el gobierno de la actual administración para el área de diseño y cultura son pocos y ahora son recortados. Actualmente recibimos la mitad del FONAES debido al cambio de administración.

De igual forma con el proyecto de la joyería estuvimos trabajando hace tres años con la Organización de las Naciones Unidas ONU, a través de un organismo llamado International Trade Centre (ITC), este nos ayudó a diversas mujeres joyeras mexicanas para impulsar nuestro negocio, con capacitación, asesoría, asistimos a ferias internacionales en donde visitamos Nueva York con nuestros productos. 

Fue un apoyo que solo duró dos años pero quedó cerrado debido como siempre al cambio de gobierno. Como era un proyecto de la administración pasada ya no continuó. Entonces la ONU llevó ese apoyo a mujeres Africanas, todo ese recurso se fue para allá y nos pudo mucho porque era un gran apoyo  para nosotras, de varias mujeres de varios Estados del País, finalizó.