La Hora del Planeta, sombra de esperanza para el mundo

Los monumentos de 170 países se oscurecieron anoche durante una hora para alertar sobre los estragos del calentamiento en flora, fauna y clima.

México

Más de 10 mil monumentos de 170 países, entre ellos México, volvieron anoche a quedarse a oscuras para sumarse a la Hora del Planeta, iniciativa global impulsada por el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por su sigla en inglés) para pedir medidas contra el cambio climático y manifestarse a favor de las energías sostenibles.

En América Latina busca movilizar conciencias con cuestiones complicadas, ya que quiere elegir en internet entre la conservación de una especie o un hábitat en peligro.

En México más de 10 entidades participaron en La Hora del Planeta, por lo que se apagaron las luces de los principales edificios públicos y monumentos entres las 20:30 y 21:30 horas; en la Ciudad de México se oscurecieron el Monumento a la Revolución, el Ángel de la Independencia, Bellas Artes, la Diana Cazadora y el Castillo de Chapultepec, además de la Torre Mayor y el World Trade Center, en tanto que la Cruz Roja iluminó el símbolo 60 en su helipuerto, que representa los minutos en que se oscurecen ciertos lugares.

La iniciativa creada por el WWF celebra este sábado 19 de marzo su décimo aniversario, impulsando a millones de personas, empresas y gobiernos de más de 7 mil ciudades de 170 países, incluido México, a tomar acciones oportunas para frenar el cambio climático a través del apagado simbólico de luces durante una hora.

"Los efectos del cambio climático van desde aumento en la frecuencia e intensidad de los huracanes y la disminución del hielo en el Ártico hasta la elevación del nivel del mar", señaló Omar Vidal, director general del WWF en México.

"Pero hay mucho más en riesgo por la amenaza a todas las formas de vida. Hay evidencias de su impacto en especies como oso polar, tigres, ballenas, tortugas marinas y elefantes. De acuerdo con el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático, muchas especies terrestres, marinas y dulceacuícolas han cambiado sus distribuciones geográficas y pautas migratorias, mientras un estudio en la revista Nature proyecta que al menos una cuarta parte de los animales terrestres y plantas se extinguirá para 2050, lo que tendría consecuencias graves para el ser humano", destacó.

Este año La Hora del Planeta convoca a los mexicanos a "iluminar" el rostro de la biodiversidad votando por mariposa Monarca o el jaguar en la web lahoradelplaneta.org/mexico/, un concurso en donde participan otras oficinas del WWF en Latinoamérica. Con cada voto, los participantes expresan su deseo de que México mantenga el privilegio de ser el cuarto país más biodiverso, rico en naturaleza y culturas.

"Llamamos a toda la gente a ir más allá de esta hora. Además de apagar sus luces, les pedimos que asuman su responsabilidad frente al cambio climático votando e invitando a votar para dar voz a especies amenazadas, como el jaguar y el fenómeno de migración de la mariposa Monarca. Así mostraremos al mundo que valoramos la naturaleza de nuestro país y trabajaremos para conservarla los 365 días", dijo Jorge Rickards, Director de Programas de Campo de WWF en México.

La Hora del Planeta nació en Sídney, Australia, en 2006 y a la fecha incluye el apagado de más de 10 mil 400 monumentos icónicos a escala mundial, entre ellos el Empire State Building (Nueva York), la Torre Eiffel (París), la Alhambra (Granada) y la Casa de la Ópera (Sídney).

"La iniciativa no se enfoca en el ahorro de energía durante la hora del apagado, sino en la oportunidad de mostrar los riesgos que enfrenta el planeta e inspirar a millones de personas a vivir más sustentablemente con acciones concretas. Entre otras iniciativas, los proyectos de este año incluyen el uso del poder colectivo para ejercer presión en España, Chipre e Indonesia, con el fin de realizar cambios legislativos que hagan frente al cambio climático; proveer acceso a fuentes renovables de energía en India y África, y abordar temas como alimentos y agricultura sustentables en Reino Unido y Finlandia", entre otros, indicó la organización.

En los últimos nueve años, La Hora del Planeta ha detonado esfuerzos ambientales, incluidos cambios legislativos en Rusia, Argentina, las Islas Galápagos y Gales; la creación de un bosque de La Hora del Planeta de 2 mil 700 hectáreas en Uganda; la plantación de 17 millones de árboles en Kazajistán; la entrega de cocinas energéticamente eficientes a familias de Nepal y Madagascar, y la iluminación de hogares con energía solar en India y Filipinas.