'Keramika': el Olimpo, al Museo de Antropología

La exposición presentará 100 piezas de cerámica en las que está plasmada la religiosidad de esa cultura fundamental.

México

La gran exposición con la que iniciarán los festejos por los 50 años del Museo Nacional de Antropología estará dedicada a la mitología griega y llevará por título Keramika, materia divina de la antigua Grecia.

Keramika —que es el nombre en griego antiguo de la cerámica— es una muestra conformada por un centenar de piezas perteneciente a la colección del Museo del Louvre.

Los dioses, los mitos y la religión de la antigua Grecia están representados en las piezas de cerámica, uno de los materiales más importantes para esa cultura. Cada uno de esos recipientes ilustra diversas temáticas, pero la principal es la religiosidad en el mundo griego.

José Enrique Ortiz Lanz, uno de los museógrafos más reconocidos en nuestro país y actualmente coordinador nacional de Museos y Exposiciones del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), dice a MILENIO que las piezas datan de los siglos que van del VI al III antes de Cristo, con más de dos mil 300 años de antigüedad, por lo que “realmente es un honor recibirlas en México”.

La exposición, detalla, mostrará a los dioses del Olimpo de la primera generación, es decir, a los creadores —por llamarlos así—; también exhibirá a las deidades de la segunda generación, las que, de alguna manera, tienen características más restringidas. Asimismo, se hablará sobre las religiosidades pública y privada.

“En el mundo griego la religiosidad es muy atractiva, como podemos observar en los cultos dionisiacos, los cuales son los antecesores de la parte griega que toma el mundo judeocristiano; el ejemplo más claro de esos elementos dionisiacos es la propia figura de Cristo”, refiere Ortiz Lanz.

Por supuesto que en la muestra estarán presentes Zeus, Poseidón y, desde luego, Atenea y Apolo: “Lo interesante, para nosotros, es que en nuestra cultura tenemos dos vertientes: la judeocristiana y la grecorromana, como parte de la influencia occidental. Es decir, México está conformado por la suma de una tradición indígena, pero a partir del siglo XVI empieza a sumar esa tradición occidental”.

De la deidad de la guerra y la justicia, Atenea, se muestra la representación de su nacimiento; también habrá imágenes de Hermes, el mensajero de pies alados, y el propio Dionisio, el dios del vino.

Las piezas son de diversos formatos: hay algunas de 25 centímetros y otras de más de 70, particularmente los vasos, y todas están pintados. Como se sabe, explica el experto, los vasos de cerámica se enterraban, pues eran utilizados como ofrendas, y justamente esa práctica funeraria permitió que se conservara mucha de esta iconografía que, de otra forma, se hubiera perdido.

“Es decir, mucho de lo que sabemos de las atribuciones, de las manifestaciones de las deidades grecorromanas, nos ha llegado por esos vasos de cerámica. Esto nos habla del pensamiento religioso y de que existe una vida en el más allá, a donde se tiene que ir acompañado de estos elementos de bienestar como los que se tenían en la Tierra. Tanto en la tradición indígena mesoamericana como en el mundo, particularmente el de los griegos, había que poner estas ofrendas que muchas veces contenían alimentos o bebidas”.

La exposición Keramika, materia divina del a antigua Grecia se exhibirá en México luego de su presentación en el Museo Nacional de Colombia.

Esta muestra se presentará en nuestro país por una gestión que se hizo entre el INAH y el Museo del Louvre para estrechar las relaciones a partir de esta administración.

DIÁLOGO CON LOS GRANDES RECINTOS DEL MUNDO

-Una de las políticas de María Teresa Franco es la de establecer un gran acercamiento con los museos más importantes del mundo, sobre todo con miras a los festejos de los 50 años del Nacional de Antropología (MNA), sostiene José Enrique Ortiz Lanz, coordinador nacional de Museos y Exposiciones del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Como el MNA es considerado uno de los 10 recintos museográficos más relevantes a escala internacional, tiene que haber un estrechamiento de relaciones con los restantes nueve museos.

En el MNA, diseñado por el arquitecto Pedro Ramírez Vázquez, se han presentado exposiciones del British Museum, de la Royal Academy, de la National Gallery y del Hermitage. La idea de la actual administración es volver a tomar ese vínculo y crear nuevamente un acercamiento entre esas instituciones internacionales.