Kalapa Clinic, la primera en Europa que cura con cannabis

Empezó con un club que daba consejos sobre el uso lúdico, pero en 2014 iniciaron las terapias; atienden por videoconferencia a escala global.
Este año, en el que más se ha impulsado su apertura medicinal.
Este año, en el que más se ha impulsado su apertura medicinal. (Alfredo San Juan)

México

Un club de orientadores que hace ocho años iniciaron dando consejos sobre el uso lúdico del cannabis, dio un viraje a su labor desde 2014 para convertirse en una clínica, ello luego de ser animados por peticiones que les hacían para que formalizaran las terapias con tetrahidrocannabidol y otros ingredientes activos presentes en la mariguana.

Fue así como surgió Kalapa Clinic, impulsada por la inquietud de un grupo vinculado tanto al sector del cultivo como al medicinal. “Visualizamos la posibilidad de situar el cannabis en las terapias naturales”, relató a MILENIO el doctor Mariano García de Palau, uno de los fundadores del proyecto. 

Y es que 2016 ha sido el año en el que más se ha empujado la  difusión y apertura del cannabis medicinal en el mundo. En marzo se organizó en Israel la Canna Tech, primera cumbre internacional para la Aceleración de la Innovación del Cannabis Terapéutico que en un fin de semana reunió a más de 400 especialistas del sector. En aquel congreso, empresarios y científicos de casi 20 países debatieron sobre las oportunidades de negocio, los aspectos legales e innovaciones en las enfermedades tratadas con extracto de mariguana. Israel es de los países que desde 1995 fomenta este uso, del cual se han beneficiado más de 20 mil pacientes. 

El Sindicato Médico de Uruguay, una de las naciones donde se permite el uso general de la yerba, y la Junta Nacional de Drogas, han iniciado con capacitaciones a médicos que así lo requieran sobre empleo del cannabis para tratar males. 

Los males tratados

En un año, Kalapa Clinic ha atendido a más de 350 pacientes desde un amplio abanico de patologías: “Los fitocannabinoides pueden actuar de distintas formas y esto hace que podamos tratar sintomatologías comunes de muchas enfermedades: dolor, espasticidad muscular, epilepsia, inflamaciones, falta de apetito, temas cognitivos, inducción del sueño, entre otros”, detalló García de Palau. 

Detalló que las consultas se dan de manera presencial, pero “tratamos a pacientes de todo el mundo mediante videoconferencia e intentamos siempre ayudarlos a que se sientan seguros y acompañados durante el tiempo que dure su tratamiento”.

En Uruguay, Chile, algunos países de Europa y Estados Unidos, el cannabis medicinal ya se utiliza para el tratamiento de esclerosis múltiple, epilepsia refractaria, enfermedades crónicas del aparato digestivo (como la colitis ulcerosa), anorexia, acompañamiento de la quimioterapia, reducción de daños en dependientes de drogas y osteoporosis, achaques en donde ya se ha comprobado científicamente los beneficios de la planta.

Los responsables de Kalapa dicen que el sistema endocanabinoide de los mamíferos controla muchas de las actividades de nuestro cuerpo como la temperatura corporal, apetito, sueño, aprendizaje, movilidad y equilibrio, áreas de memoria, regulación cardio y respiratoria, entre otros. Insisten que han aprendido a llevar las terapias de forma paliativa y no curativa, pues hallaron que esa es la mejor forma de utilizar el cannabis.

La regulación

Actualmente en España, y en todo Europa, la regulación al respecto de la cannabis es ambigua y poco clara, por lo que la clínica se limita a recetar tetracanabidol (principio activo con efectos terapéuticos y que genera psicoactividad) con una limitación de su presencia en planta y medicinal de 0.2 por ciento, pero también apuntalan el uso del cannabidiol o CBD, principio activo con efectos terapéuticos que no genera psicoactividad y para el cual tampoco hay limitaciones en su uso.

Además, existen otros cannabinoides menos estudiados (CBN o CBG), aunque la mayoría de los tratamientos actuales se basan en los citados CBD y THC. En la clínica aseguran que el perfil de sus pacientes ha cambiado de uno más vinculado al sector cannabico al actual que no ha tenido ningún contacto con el cannabis antes de su visita en Kalapa, lo cual demuestra que la difusión comienza a rendir frutos. 

El doctor García de Palau, fundador del Observatorio Español de Cannabis Medicinal, concluyó que es urgente una regulación menos restrictiva para poder investigar y tratar con cannabinoides, tanto en España como en el mundo entero, pues el principal enemigo de los pacientes es el tiempo: ellos no pueden esperar.