Para Julieta Venegas, la vida es un baile

La cantante tijuanense fue nombrada madrina del Centro de Artes Musicales y ofreció concierto por primera vez en el Centro Cultural Tijuana (Cecut)

Tijuana

Julieta, la de Tijuana; la cantante Julieta Venegas estuvo dos días en su ciudad natal, donde ofreció un concierto en el que comparó a la vida con un gran baile.

"La vida se sigue moviendo todo el tiempo, porque, al final de cuentas -aquí va mi parte moraleja- la vida es un baile y hay que saber moverse y cambiarse todo el tiempo", comentó durante su presentación.

En su estancia en la ciudad de Tijuana acudió al Centro de Artes Musicales (CAM), una institución musical donde más de 600 niños de Baja California acuden a clases de música.

El centro atiende a niños de colonias vulnerables de la frontera; ahí fue nombrada madrina de los niños y jóvenes músicos. Venegas realizó un recorrido y compartió con los alumnos y maestros su amor por la música.

"Me encantó conocer el CAM; la verdad ya teníamos rato tratando de organizar una visita y me encanta conocer el trabajo que están haciendo y yo cuando estaba creciendo y buscando dónde estudiar no existía un lugar como este. Además, que estén la música popular, la música clásica, que cubran (todas) las necesidades de muchos niños y niñas... estoy muy emocionada de conocer el espacio, a los alumnos, está muy padre. Es la primera vez; se me hace súper bonito conocer la escuela, me encanta poder inspirar a los demás. Si puedo ayudar a que se conozca el trabajo que hacen los demás, a mi me encanta", dijo.

Niños tijuanenses interpretaron el Huapango de Moncayo para Julieta y sus familiares que la acompañaron, como su papá, el fotógrafo José Luis Venegas.

Los niños posaron con la cantante y charlaron con ella sobre la vida de los músicos. Julieta, de 43 años, ofreció algunos consejos a los menores.

"... disciplina y amor, al final la música es eso. Tienes que tener mucho amor por la música y mucha disciplina. Atrás de algo que se ve fácil hay mucho estudio. Está padre que aquí todo se lo toman súper en serio, se está notando un montón todo el trabajo que están haciendo", expresó.

Julieta recordó sus inicios en el grupo Tijuana No, agrupación en la que se desempeñó como vocalista hace más de 25 años, así como su llegada al mundo de la música.

"Yo estudiaba clases particulares de piano. A los 16 años me fui a una banda de rock y ahí descubrí la composición y de manera autodidacta y también lo que crea un lugar como este, crea que muchos chicos se inspiren, siempre... estructurando el trabajo y la disciplina para hacer lo que quieran", expuso.

Como madrina, Julieta se comprometió a ofrecer consejos y promoción de este centro musical ubicado al noroeste de México: el CAM, una institución inspirada en el Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles de Venezuela.