Un padre bien padre, un padre a toda madre

El escritor Juan Enrique Ramos Salas presentó su libro "El veliz de papá", en el salón Javier de la Iglesia de San José, acompañado del historiador Federico Sáenz y la psicoanalista Mariana Fernández.
Don Beto estudió ingeniería, se fue a México y llegó a Torreón, donde se estableció y formó una familia de diez hijos.
Don Beto estudió ingeniería, se fue a México y llegó a Torreón, donde se estableció y formó una familia de diez hijos. (Aldo Cháirez)

Torreón, Coahuila

En un lugar tan representativo como la Iglesia de San José y su salón Javier fue presentado "El veliz de papá", la historia de un gran hombre, materializada por el escritor Juan Enrique Ramos Salas.

A voz del historiador lagunero Federico Sáenz Negrete y la psicoanalista Mariana Fernández Berlanga, exteriorizaron las páginas de este compendio. "Es una parte de si del escritor dejada en un veliz y en un libro".

"Todos tenemos padres eso es una gran verdad, el tema padre es ineludible para todos. Además todos tenemos un baúl, un veliz o una petaca, un libro es como un veliz en dónde se depositan los recuerdos", dijeron.

"El veliz de papá" se encuentra a la venta en línea en la página www.amazon.com en formato digital

Momentos de la vida de Don Beto, plasmados en un libro, una biografía escrita como relato. La historia de un hombre, resumida por sus hijas e hijos.

"La intención es tratar de una forma general a la figura paterna. En él se abordan detalles sobre la exploración en torno a cómo llenar de sorpresas el veliz de papá, cómo ser un padre bien padre, un padre a toda madre".

"Es una especie de biografía de mi padre, quien pasó de ser agricultor a funcionario federal y luego convertirse en alcalde de Torreón en una época muy importante en la región", el escritor nos cuenta cómo de niño quería meterse en el veliz de su padre para vivir todas las experiencias en los viajes que él hacía.

Don Beto estudió ingeniería, se fue a México y llegó a Torreón, donde se estableció y formó una familia de diez hijos. "Un hombre optimista, relajado, trabajador, una figura muy conocida y querida por su gente".

Ramos Salas compartió que este libro es un trabajo de intervalo de toda una vida y de cinco meses de escribir de manera exhaustiva, en donde se narran momentos que su padre le contaba de cuando viajaba, sobre su juventud, de cuando Torreón era el centro algodonero más importante del País.