Jóvenes e Iglesia 'calientan motores' con vallas papales

La Arquidiócesis de México informó que se requieren 10 mil voluntarios y que también pueden participar menores de 13 años, adultos y personas discapacitadas.
Jorge Mario Bergoglio hará un recorrido por la Basílica de Guadalupe, la Catedral Metropolitana, Palacio Nacional y al Zócalo.
Jorge Mario Bergoglio hará un recorrido por la Basílica de Guadalupe, la Catedral Metropolitana, Palacio Nacional y al Zócalo. (Gabriel Bouys/EFE)

México

La Iglesia católica ya empezó a calentar motores con los jóvenes que participarán en las vallas que se instalarán para los recorridos que hará el papa Francisco en su primera visita a México en febrero.

El martes en la noche cientos de jóvenes se dieron cita en las sedes de las ocho vicarías de la Arquidiócesis de México, donde llenaron la ficha de inscripción y recibieron las primeras instrucciones.

En la II Vicaría, ubicada en la colonia San Miguel Chapultepec, el sacerdote Juan José Cedeño, ante un auditorio de 150 personas, explicó que en esta primera reunión se llenaron las fichas y se les informó de los requisitos para participar, como tener un compromiso firme de servir a la logística del papa.

Detalló que se aceptan a jóvenes, adultos, personas de la tercera edad e incluso gente con discapacidad. Se les informó que estarán "dos horas antes de que pase el pontífice en el punto que se les indique, después se trasladarán a otro lugar, pero como Dios les dé a entender, porqué no se les podrá llevar, tendrán que hacerlo en transporte público. Estarán de dos tres horas de pie".

Para los menores de 13 años se les solicitará un permiso firmado por sus padres y deberán estar acompañados por ellos en las vallas. Para los de 14 a 16 años solo se les pedirá la autorización.

Los jóvenes se encuentran motivados, abundó el sacerdote, quien informó que le han solicitado información las parroquias en el Estado de México, Hidalgo y Querétaro, a las que les enviará los datos correspondientes para que preparen a los jóvenes.

La Arquidiócesis de México informó, a través de las misas y en su página web, que se requieren 10 mil personas para estar en las vallas, en los recorridos del Aeropuerto de la Ciudad de México a la Nunciatura Apostólica, ubicada en la calle Juan Pablo II en la colonia Guadalupe Inn, en ésta el pontífice dormirá y de ahí se trasladará a la Basílica de Guadalupe, a la Catedral Metropolitana, a Palacio Nacional y al Zócalo.

Para preparar a los voluntarios que participarán en las vallas Cedeño explicó que la Arquidiócesis de México dirigió un comunicado a los sacerdotes y a los responsables de grupos de laicos.

También dio a conocer que a los interesados se les ofrecerá una "catequesis chicas y profundas, de entre 20 y 25 minutos. La intensión es preparar el corazón para la llegada del papa".

La visita de Jorge Mario Bergoglio está prevista del 12 al 18 de febrero; los detalles de los días y los recorridos los anunciará la sede papal el 12 de diciembre.

Detalló que para identificarlos portarán una playera oficial de voluntarios —para las que aún se busca patrocinadores— y el gafete que será el autorizado por el Estado Mayor. De no contar con éstos requisitos, no se podrán colocar en las vallas "porque son las personas que estarán más cerca" al pontífice en las calles.

LAS RELIGIOSAS

Sonriente, la religiosa Nadia Alejandra Navarro Dávalos, misionera de la Caridad de María Inmaculada, de 23 años, fue una de las voluntarias que se dieron cita en los salones de la II Vicaria, adonde llegó porque se enteró a través de internet de que "necesitaban ayudantes en este servicio y dijimos: 'Vamos a ver al papa', por eso estamos aquí disponibles. Él es un hombre que me ha motivado en mi vocación y veo en él la presencia de Dios"

La religiosa comentó que todas las integrantes de la casa de formación de su congregación —12 en total, de 20 a 30 años de edad— "estaremos presentes".

Beatriz Cano, otra religiosa, comento que quiere conocer al papa porque "es la primera vez que voy a ver a uno en persona. Siempre los veía, pero en la tele, por eso estoy alegre y me motiva el estar en las vallas".

LOS ESTUDIANTES

La mayoría de los asistentes a la primera reunión de la II Vicaria son estudiantes. Andrés Bedolla Rubio, de 17 años, consideró que la visita del papa "nos va ayudar a encontrar vocaciones y nos llenará de fe, por eso le vamos a brindar protección". Dijo que invitará a sus amigos de la preparatoria a que participen.

Dos niños, Luis Fernando Sánchez y Pedro Rojas, quienes a asistieron con sus padres a la convocatoria, mencionaron estar "contentos" porque es importante para ellos el estar cerca del papa.

Sus padres dijeron ya le entregaron al padre Cedeño el permiso para estar en las vallas y los acompañarán como se les solicitó.

La próxima reunión de la II Vicaría será el 1 de diciembre a las 19:00 horas para integrar las listas, la preparación tendrá un receso por las fiestas decembrinas y en enero de 2016 se reiniciarán.