Joven pianista tapatío cosecha éxito en Japón

El empeño y dedicación del músico David González Ladrón de Guevara va más allá del síndrome de Miller que le acompaña desde pequeño.
El joven músico cumplirá varios compromisos musicales en Europa y Estados Unidos este año.
El joven músico cumplirá varios compromisos musicales en Europa y Estados Unidos este año. (Mariana Hernández)

Guadalajara

David González Ladrón de Guevara, es un joven pianista tapatío que a sus 17 años cuenta con una trayectoria internacional. Este oficio que ha aprendido de manera familiar, con su tía Rocío y su padre José Luis desde los cuatro años, le ha llevado a escenarios en Canadá, Viena y recientemente por segunda vez a Tokio en donde ofreció conciertos en la Kunitachi Music Academy, en el Arts Building del Olympic Memorial Youth Center YOYOGI y en la Sakurayama Church.

Su empeño y disciplina va más allá de las limitaciones que un joven de su edad con síndrome de Miller puede tener, como el hecho de tener cuatro dedos en cada mano y dificultades para hacer movimientos de extensión. “Fue una experiencia muy bonita, Japón es un país muy distinto al nuestro. Me sentía un poco nervioso, pero durante las horas que estuve ensayando allá conforme pasaba el tiempo me fui sintiendo mejor. La gente es muy amable y de las obras que toqué cuando interpreté El vuelo del abejorro, me sentí muy bien. El público de Japón es muy atento y eso me gustó”, comenta David González que en 2013 fue distinguido por el gobierno mexicano con el Premio Nacional de la Juventud en la categoría de Discapacidad.

El éxito de David es un éxito compartido con su padre que, quien como buen pedagogo musical ha logrado conducir al joven a través de una serie de técnicas y arreglos musicales adaptadas a sus capacidades, en Japón interpretó arreglos elaborados por su padre José Luis González sobre los temas El Himno a la Alegría, Recuerdos de laAlhambra y El vuelo del Abejorro.

Para José Luis, “contar con la experiencia de convivir con David y compartir el gusto por la música, me ha ayudado a replantearme paradigmas acerca de lo que nosotros pensamos que debe ser este oficio. Por ejemplo, que las obras originales deben ser intocables y que no deben ser modificadas. Gracias a David he explorado diversas posibilidades para resolver problemas técnicos de interpretación musical”, dice José Luis, quien agrega que “a lo largo de la historia musical, sabemos que músicos como Bach, escribían diversas versiones de un mismo tema según los músicos de los que podía disponer, tenemos por ejemplo un Maurice Ravel que hizo un Concierto de piano para mano izquierda, inspirado en un soldado pianista que perdió dicha extremidad”.

Para José Luis, el mundo comienza apenas a sensibilizarse a adaptar el mundo a personas con discapacidades diferentes, “Japón es un país que va a la vanguardia a nosotros nos falta mucho camino por recorrer y vale la pena hacerlo”, comenta José Luis.

El sendero de reconocimientos para David comenzó desde 2009, en que comenzó a competir en los InternacionalFestival for People with Disabilities, en aquella ocasión la sede fue Vancouver, allí obtuvo el primer lugar, después él y su padre continuaron asistiendo a festivales en Japón y Estados Unidos, hasta que en 2013, cuando la sede del festival mencionado fue en Viena en noviembre pasado, asistieron y obtuvieron el segundo lugar. Para sorpresa de padre e hijo, como parte del premio de este certamen se contemplaba un viaje a Tokio en donde darían varias presentaciones, mismas que el dueto cubrió apenas la semana pasada, en medio de un invierno en el que el cielo no dejó de caer en forma de copos de nieve. “Nunca pensé que la música me diera estas experiencias, ahora creo que si algo te gusta debes creer realmente que no hay límites, aunque haya gente que te diga que no puedes hacer las cosas, siempre es posible”, reflexiona David.

Entre las novedades que trabaja esta dupla está la composición de una suite barroca propia y la adaptación de otras obras orquestales que David pueda tocar en su natal Guadalajara para luego llevarlas a otras latitudes. “Contamos ya con invitaciones para ir durante el segundo semestre de este año a Europa y Estados Unidos, explica José Luis González Moya quien agrega que para mayor información los interesados en sus propuestas pedagógicas pueden escribir a la dirección electrónica moyapianist@hotmail.com