El cineasta es un narrador de historias

José Luis Saturno considera que Torreón, al ser una ciudad fácilmente adaptable, puede convertirse en una región ideal para realizar trabajos cinematográficos.
El joven cineasta trabajó con actores de la talla de Carmen Salinas, Azela Robinson y Gabriel Chávez.
El joven cineasta trabajó con actores de la talla de Carmen Salinas, Azela Robinson y Gabriel Chávez. (Manuel Guadarrama)

Torreón, Coahuila

Miembro del nuevo grupo de cineastas laguneros que participan en grandes producciones nacionales, José Luis Saturno, guionista y director de la cinta “Kilo por Gramo”, inició su trayectoria hace poco más de diez años en la preparatoria del Tec de Monterrey, Campus Laguna.

Luego de crear su propia compañía de video-tarjetas animadas con la técnica de stop motion, logró dirigir a actores como Carmen Salinas, Azela Robinson y Gabriel Chávez entre otros, en el film producido por Carlos Cavalo y cuya historia se centra en el líder de una banda criminal, cuyas acciones son encubiertas por obras de carácter social.

¿Tenía influencias o inquietudes artísticas de niño?

No creo que tenga nada de genes artísticos, de hecho vengo de una familia de científicos. Comienzo a los cuatro años luego de ver una serie animada llamada Gumby y ante la imposibilidad de adquirir la cámara, me dan plastilina y comienzo a hacer figuras de plastilina que vendo en la primaria.

Luego de ver Cinema Paradiso a los cinco años, me doy cuenta que ser cineasta es una carrera y fue en ese momento en que decidí que quería dedicarme a esto, por lo que pasé toda mi infancia y adolescencia preparándome para irme a hacer cine, sin saber donde, ni con quien. 

¿Consideraba que aquí no había una carrera de cine como tal?

Yo he sentido que esta región tiene que diversificarse, somos muy hábiles cambiando de giro. Éramos una región algodonera, que luego pasó a ser vinícola, para pasar a ser lechera, hemos cambiado de acuerdo a las circunstancias y creo que estamos en el punto que tenemos que cambiar de giro, que abrir puertas a otro tipo de negocios.

Una ciudad con 330 días de sol es perfecta para filmaciones. Nunca hay problemas de lluvia, de tormentas, eso es muy valioso.

Pero primero llegó a Canadá, ¿Cómo fue ese momento?

"Como en toda carrera,nunca dejas de aprender. Es un medio tan cambiante y exigente que debes renovarte constantemente".

Tienes que mandar un portafolio de arte y una carta en donde se explica el motivo por el que se quiere entrar a estudiar.  Llegué a Canadá a estudiar Animación Fílmica, al iniciar quedé maravillado que no tenía que dibujar, sino que podía esculpir.

Allí me dedico a aprender la técnica del stop motion así como trabajar con humanos, porque son seres y es un espacio real, es una iluminación, los animadores son actores sólo que no salen en pantalla y todo lo hacen cuadro por cuadro, por lo que me mantuve en los dos ramos que me interesaban.

¿Cuánto duró el proceso de aprendizaje?

Continúa. Como en toda carrera, sean Artes o Ingeniería, nunca dejas de aprender. Es un medio tan cambiante y exigente que debes renovándote constantemente, cada diez años cambia todo visualmente, sobre todo por la tecnología que ha hecho accesible casi a cualquiera el hacer películas.

¿Cuál fue su primer trabajo profesional?

"El Mimo y la Mariposa Negra", que fue mi cortometraje animado. Antes había hecho un llamado "Llueve Metano", pero lo hice aún dentro de la universidad, me ha abierto unas puertas, el ingreso a festivales, y me encontraba justo preparando mi nuevo proyecto cuando me ofrecen este.

¿Qué reto le está representando "Kilo por Gramo" en su trayectoria?

El cambio de medio, el tratar con actores, el tratar con un equipo muy amplio con el que diariamente tengo que estar sorteando diferentes circunstancias, porque no es fácil filmar una película y diariamente hay un reto que superar.

Yo incluso no sabía cantar una claqueta y al llegar allí me tienen que explicar cómo hacerlo porque en la animación no tenemos eso. El proceso de narración es el mismo, incluso storyboard, ángulos de cámara, todo es igual que stop motion. Además que éste es mi primer guión con seres humanos.

Tuvo que irse para cumplir este sueño ¿Es necesario ir a otro lado para poder conseguir su sueño?

No necesariamente. Ha habido grandes escritores que nunca han salido de su ciudad y escriben de sitios donde nunca estuvieron. Son ganas de escribir una historia. Aquí en Torreón hay tantas historias que contar y que no son platicadas.

En mi caso, yo quería salir, conocer el mundo, se me dio ese privilegio y lo he disfrutado mucho. Hay que acercarse a la literatura. No se debe olvidar que el cineasta es un narrador de historias. Si a los chicos que les interesada el cine se acercan a la literatura, encontrarán mas fácil el proceso de escritura y eventualmente de narración fílmica.

¿Considera que México en los últimos años ha estado de moda en el mundo del cine?

Hubo un "boom" facilitado por la tecnología, pero creo también se ha dado porque llevamos poco más de 20 años sin crisis económica, lo que ha facilitado que muchas personas inviertan en este tipo de proyectos.

En medio de una crisis, el cine no es un medio elemental para sobrevivir, por lo que tiene que haber estabilidad a nivel macroeconómico para que la industria fílmica pueda empezar a florecer.

¿Habla de inversión del sector privado o de las políticas públicas que han facilitado esta inyección de recursos?

Eso también ha sido un factor clave. Estabilidad macroeconómica y políticas públicas que se han venido apoyando en los últimos cinco años.

¿Qué tan positivo es contar historias reales con estos elementos, pero que puedan ser consideradas como muy crudas o fuertes?

"'Kilo por Gramo' es la primera película que empieza a debatir abiertamente la posibilidad de legalización de las drogas".

Hay todo tipo de historias y no creo que tenga algo de malo contarlas. "Kilo por Gramo", no pretende ni glorificar el medio del narco, ni tampoco trivializar el fenómeno que ha causado mucho daño al país.

Pero también es un tema que nos compete a todos y que nos a afectado a todos de una u otra manera, creo que también es válido poder contar algunas historias y tocar algunos temas. Es la primera película que empieza a debatir abiertamente la posibilidad de legalización.

No estoy pretendiendo hacer leña del árbol caído, incluso es una película que posee relativamente poca violencia; la mayoría es una violencia a nivel "intelectual", por los contextos que está manejando.

¿Elige una historia por tratarse de temas de la vida real, o por ser comercialmente vendible?

La historia te elige a tí de alguna manera. El arte no es mesurable, no puedes decidir si tendrá éxito o no. Es más el contexto más que el individuo o la historia misma. Contamos una historia esperando que resulte atractiva para el público y para nosotros, pero no podemos adivinar si le gustará al público.

Con este trabajo que ha realizado y con la evolución que ha tenido, si pudiera verse a sí mismo en una especie de holograma ¿Cómo se describiría como persona?

Es una pregunta bien difícil, no tengo ni la menor idea. No lo sé, nunca me han hecho esta pregunta, tendría que preguntarle a alguien que me conozca.