La UdeG se une al homenaje a José Emilio Pacheco

En las instalaciones de la Universidad de Guadalajara se recordó al escritor en medio de los festejos por el 75 aniversario de su natalicio.
José Emilio Pacheco nació en la ciudad de México, en 1939.
José Emilio Pacheco nació en la ciudad de México, en 1939. (AFP)

México

Como parte del homenaje nacional con motivo del 75 aniversario del natalicio de José Emilio Pacheco (1939-2014), la Universidad de Guadalajara (UdeG), junto con personalidades como el escritor Fernando del Paso, recordó al poeta, ensayista y novelista mexicano.

En el paraninfo "Enrique Díaz de León" de la casa de estudios, la poesía, narrativa y trayectoria de Pacheco fueron recordadas en un acto que se suma a los homenajes que se realizan en distintas ciudades del país, en coordinación con la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), informó la institución académica, en un comunicado.

La profesora e investigadora Cecilia Eudave expresó que en los libros de Pacheco los lectores se pueden percatar de su preocupación por el México que le tocó vivir, y que al ser hijo de una "revolución fallida, fue uno de los escritores que desde la pluma hizo su campo de batalla".

Además, recordó el humor negro que caracterizaba al autor de "Las batallas en el desierto", que se reía de México para poder vivir en él, aparte de la renuncia que realizó a sí mismo para entregarse a la colectividad, siempre con un lenguaje accesible.

Por su parte, el poeta y profesor investigador Jorge Souza reflexionó sobre la poesía de Pacheco, la cual dijo "es profundamente humana y por ello nos vemos reflejados".

Agregó que el escritor siempre fue una persona leal a su estilo, convicciones y formas de concebir el mundo y "como poeta pertenece a una generación que por primera vez se inserta en lo urbano y nos permite construir un universo".

En compañía del rector general de la UdeG, Izcóatl Tonatiuh Bravo Padilla, y el vicerrector Miguel Ángel Navarro, el escritor y amigo del homenajeado, Fernando del Paso, recordó algunos pasajes de Pacheco, a quien destacó por su sencillez.

Por su variedad de estilos, el poeta Luis Vicente de Aguinaga señaló que es un heredero del romanticismo, debido a la familiaridad con la que trabajó la lengua común y por la sensibilidad fraternal con la que se mantuvo siempre.