José Emilio Pacheco en 7 frases

El popular escritor recibió en el 2009 el Premio Cervantes, máximo galardón de las letras hispanas.
José Emilio Pacheco nació en la ciudad de México, en 1939.
José Emilio Pacheco nació en la ciudad de México, en 1939. (AFP)

México

El escritor mexicano José Emilio Pacheco murió ayer a los 74 años de edad, tras sufrir un paro cardiorespiratorio. Estuvo internado desde el sábado en el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirá.

Pacheco fue uno de los máximos exponentes de la literatura mexicana del siglo XX. Escribió novela, poesía, cuento, ensayo y crítica literaria. Recibió en el 2009 el Premio Cervantes, máximo galardón de las letras hispanas, además del Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana.

A continuación, siete frases para recordarlo:

Todo nos interroga y recrimina. Pero nada responde. Nada persiste contra el fluir del día. Al centro de la noche todo acaba y todo recomienza.

El amor es una enfermedad en un mundo en que lo único natural es el odio.

En la costa se afirma que los cangrejos son animales hechizados. Son seres incapaces de volverse para mirar sus pasos.

—Y veo a los jóvenes corriendo sin parar por la vía franca, rumbo a la felicidad...

Y cada ola quisiera ser la última, quedarse congelada en la boca de sal y arena que mudamente le está diciendo siempre: adelante.

Imposible dar gusto a todos. La nieve que para mí es la diosa, la novia, Astarté, Diana, la eterna muchacha, para otros es la enemiga, la bruja, la condenable a la hoguera.

Por qué tienen que pegarle etiquetas a todo? ¿Por qué no se dan cuenta de que uno simplemente se enamora de alguien? ¿Ustedes nunca se han enamorado de nadie?