José Tomás dona equipo al hospital que le salvó la vida

El torero donó el artefacto para realizar lavados de sangre, porque “es una forma de devolver al pueblo de Aguascalientes lo que hicieron por mí”.
El equipo médico de aféresis beneficiará a pacientes con cáncer o sujetos a trasplante renal, entre otros.
El equipo médico de aféresis beneficiará a pacientes con cáncer o sujetos a trasplante renal, entre otros. (Especial)

México

El torero español José Tomás donó un equipo médico de aféresis al Hospital Hidalgo de Aguascalientes, como muestra de agradecimiento a la dependencia estatal y a los doctores que le salvaron la vida tras una cornada que sufrió el 24 de abril de 2010 durante la Feria Nacional de San Marcos.

El matador regresó al Hospital Hidalgo para donar este equipo médico de alta especialidad con un valor superior a los 500 mil pesos, el cual sirve para realizar lavado de sangre como tratamiento para diversas patologías, y brindará servicio a pacientes con cáncer, sujetos a trasplante renal y con enfermedades inmunológicas.

“A mí me salvaron la vida en este hospital y creo que este aparato va a salvar muchas vidas hidrocálidas, es la manera de devolver a la gente, al pueblo de Aguascalientes, a todos los trabajadores y a todo el equipo médico del hospital lo que hicieron por mí en esos difíciles momentos”, comentó el torero.

“Creo que supone un cambio cualitativo importante en las prestaciones sanitarias que el Hospital Hidalgo va a dar a partir de ahora”, abundó.

Matador altruista

El Príncipe de Galapagar, como se apoda a José Tomás, entregó el equipo como parte de un programa de su fundación, lo que permitirá extraer componentes sanguíneos para transfusión o tratamiento de enfermedades que requieran la purificación de la sangre o la eliminación de ciertos componentes, similar a lo que le practicaron a él después de la cornada.

El matador fue acompañado por la presidenta del DIF estatal, Blanca Rivera Río de Lozano, por el director general del Hospital Hidalgo, Rodolfo González Farías; por el secretario de Salud de Aguascalientes, José Francisco Esparza, y por el director de la Fundación José Tomás, Rogelio Pérez Cano.

La máquina extrae células como glóbulos rojos, blancos y plaquetas. “Se trata de un equipo importantísimo, yo le decía hace un rato (al torero) que éste es el hospital de sangre de Aguascalientes y de la región”, expresó el director general del hospital.

González comentó que los hidrocálidos se verán favorecidos con ese equipo, “que de tamaño no es muy grande, pero el beneficio en el uso y por las aplicaciones que tiene es enorme”.

En su intervención, el secretario de Salud de Aguascalientes comentó al torero español que “el hecho de donar creo que es un acto solidario, bondadoso, que enaltece a la persona que regala… El hecho de dar algo sin buscar alguna cosa a cambio es el acto más sublime que puede realizar el hombre en su vida”.

El equipo médico de aférisis, que ayudará a un sector muy vulnerable de Aguascalientes, “era un aparato que no estaba a nuestro alcance (presupuestario)”, agregó el secretario estatal de Salud, “Ayudará a cientos de personas, principalmente a las más desprotegidas”, abundó.

Cariño por la ciudad

La ciudad de Aguascalientes es muy importante para José Tomás, pues fue ahí donde resurgió como figura de la tauromaquia. De hecho, en esa localidad, el 25 de abril de 2014 el matador presentó la edición mexicana de su libro Diálogo con Navegante, publicado por Agencia Promotora de Publicaciones, en el que se reúne una decena de textos que varios escritores dedicaron al accidente.

El torero recordó que, tras haber debutado en la plaza de San Marcos, fue cuando le dijo al viejo don Andrés García, un gran taurino hidrocálido: “Le tengo que confesar que ha sido el día que me ha puesto en evidencia que esto es a lo que voy a dedicar mi vida: ¡quiero ser torero!”.

Cuando el anciano le preguntó si estaba seguro de su decisión, José Tomás respondió: “¡Completamente!”.

El 24 de abril de 2010 fue cuando el matador fue gravemente herido por el toro llamado Navegante. José Tomás recordó que, cuando iba de camino a la enfermería, “sentí que (el toro) estaba a mi lado susurrando a mi oído: ‘¡Tranquilo! Esto es de toreros. Tú sabes desde hace mucho tiempo que esto puede pasar y así lo tienes asumido”.

Por eso el Príncipe de Galapagar también decidió crear su fundación altruista en Aguascalientes y elegir a Rogelio Pérez Cano como director de esta, pues además de ser su médico personal, fue el principal encargado de salvarle la vida tras la cornada.

• • •

Depresión será primera causa de baja laboral

En 2020 la depresión se convertirá en la primera causa de baja laboral y en la segunda enfermedad más frecuente en el mundo, aseguró Fernando López Munguía, médico adscrito al Servicio de Hospitalización del Hospital Psiquiátrico Fray Bernardino Álvarez.

El padecimiento está en el cuarto lugar de los que contribuyen a la carga mundial de morbilidad, pues además de estar asociado con el suicidio es factor de enfermedades como diabetes, afección cardiaca e insuficiencia renal, además de que entre jóvenes aumenta el riesgo del consumo de drogas y alcohol.

La depresión es el resultado de interacciones complejas entre factores sociales, psicológicos y biológicos que puede afectar la vida familiar, reducir la capacidad de adaptación social y ser causa de pérdida de productividad en el trabajo, aseguró el médico.

 “La Organización Mundial de la Salud establece que la depresión es dos veces más frecuente entre mujeres que entre varones y constituye una de las 10 principales causas de discapacidad”, agregó López.

El padecimiento es un trastorno que se puede diagnosticar y atender por especialistas de atención primaria; sin embargo, “aunque hay tratamientos eficaces para la depresión, más de la mitad de los afectados en el mundo no acude con un médico”.

Blanca Valadez/México

• • •