José María estaría feliz con este premio, afirma el escritor Rafael Pérez Gay

“El cerebro de mi hermano” es el libro por el que será galardonado con el premio Mazatlán de Literatura 2014.
“Es un reconocimiento muy prestigioso”, dijo el galardonado.
“Es un reconocimiento muy prestigioso”, dijo el galardonado. (Claudia Guadarrama)

México

Una parte de mi hermano va y recoge este premio junto conmigo, eso sí lo puedo asegurar”, dice a MILENIO Rafael Pérez Gay acerca del premio Mazatlán de Literatura 2014, con el que será galardonado por su libro El cerebro de mi hermano (Seix Barral, 2013), según anunció ayer el gobierno de Sinaloa.

El escritor explica: “Para mí, este premio adquiere una carga emocional muy especial; es muy intensa la sensación al recibirlo porque va conmigo la memoria de mi hermano, una persona que me enseñó a leer, que me acercó a los libros, que durante muchos años compartió las lecturas y los autores. Además, en el libro premiado comparto la larga y penosa enfermedad que sufrió
y cómo se fue apagando su cabeza hasta dejar a oscuras su cerebro. De modo que una parte de mi hermano va y recoge este premio, eso sí lo puedo asegurar”.

Además de haber compartido lo que el galardonado denomina “una amistad literaria contra viento y marea”, a Rafael y a José María los unió el humor: “Sé que él estaría feliz con este premio, pero seguramente ya me hubiera hecho un par de bromas, y en la primera de ellas ya me hubiera pedido que no empiece mi discurso diciendo que le debo todo a mis maestros porque no faltara quien diga que no les debo nada”.

El literato afirma sobre el premio: “Es un reconocimiento muy prestigioso: la lista de escritores que lo han ganado es simplemente magnífica. Ahí están representadas las letras mexicanas y no puedo sino sentirme agradecido y orgulloso por formar parte de esa lista, aunque soy de la opinión de que los premios no hacen mejores a los escritores sino que acercan al lector a quienes, como yo, escriben para que los lean”.

Pérez Gay estudió en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, y dirige la editorial Cal y Arena. Es autor de Esta vez para siempre, Paraísos duros de roer  y El corazón es un gitano.

El premio Mazatlán de Literatura fue creado en 1964, y ha sido entregado a escritores como José Gorostiza, Elena Poniatowska, Sergio Pitol y José Agustín, entre otros.