La realidad de Jorge Llaca en 25 obras

El artista plástico mexicano presenta su exposición de una selección de materiales de 17 años de trabajo. Obras de transparencias, efecto de la radiografía, escultura figurativa, etc.

Torreón, Coahuila

Jorge Llaca, originario de la Ciudad de México, es un artista contemporáneo que ama la experimentación, es interdisciplinario, conceptual y directo, además de contundentemente realista e hiperrealista.

Dentro del noveno aniversario de la Galería de Arte Contemporáneo del Teatro Isauro Martínez, inaugurará la obra “Realidades Presenciales”.

Ha participado en más de 50 exposiciones individuales y colectivas, en México, Brasil y Estados Unidos. Por primera vez en Torreón presentará 25 piezas que forman parte de sus “Realidades Presenciales”, urdimbre de la imaginación, una selección de obra concebida en un periodo de 17 años.

¿Hubo alguna temática para seleccionar o agrupar las piezas que conforman 'Realidades Presenciales'?
En este caso fue una selección de obra curada por Lourdes y Mónica Bernal, quienes fueron las que organizaron esta exhibición en Torreón.

"El público no debe esperar una exposición tradicional, que se acerquen con el corazón y la apertura de mente para ver una muestra que muy probablemente los conmueva".

Es una retrospectiva, producto de los últimos 17 años de mi trabajo, en donde se muestra todo un avance tanto discursivo, como temático.

Son piezas que forman parte de diversas series y proyectos, por ejemplo, se incluyen pinturas de “Sentimientos Oscuros”, otras más forman parte de obras relacionadas con las transparencias, bajo el efecto de la radiografía, escultura figurativa, producción abstracta y geométrica, entre otras.

¿Elaboradas en qué tipo de disciplinas?
Me considero un artista que trabaja en diversas disciplinas, tanto tradicionales como de vanguardia, pintura, escultura, fotografía, gráfica contemporánea, grabado. De igual forma, utilizo procesos industrializados, instalación, intervenciones, un poco de todo.

¿La obra es una introspección?
Creo francamente que toda producción creadora tiene que interponer al inconsciente, entonces de alguna manera es el reflejo de lo que soy, de lo que veo, de cómo entiendo mi realidad, precisamente por eso el nombre de 'Realidades Presenciales'.

Por decirlo así, son retratos de mi realidad a los que trato de darles una presencia, una forma o una personalidad.

Ahora, el arte es algo que siempre irá a apelar al inconsciente del individuo creador y del espectador, habrá obras con las que te vas a conectar mayormente por alguna razón en particular, dependiendo de tus vivencias, sentimientos y sensibilidades, por decirlo de alguna manera.

Entonces se puede llegar a identificar con cierto tipo de obras y con otras no tanto, de alguna manera uno produce y otro reproduce con sus propias interpretaciones.

Considero sinceramente que son temas que confrontan e inquietan, producto de abrir puertas de un inconsciente que aluden a aspectos profundos.

¿En cuanto al manejo de materiales, paleta de colores, se sitúa en algún estilo?
No me siento en algún estilo en específico, pero sí en una forma de abordar el trabajo, busco que sea un trabajo de calidad, que amerite dedicación como proyecto, pero más como anteproyecto, desde cómo se concibe la idea, la reflexión sobre ella, cómo se ejecuta y cómo se presenta.

Finalmente, eso forma parte de una cadena, que se ve refl ejada en la producción.

"Me considero un artista que trabaja en diversas disciplinas, tanto tradicionales como de vanguardia, pintura, escultura, fotografía, gráfica contemporánea, grabado".

Trabajo diversos métodos, aveces en lo abstracto y aveces en lo figurativo, aveces en la escultura y aveces en la instalación, con el uso de tecnologías como las luces para crear proyectos, con lo necesario para darle el sentido que estoy buscando.

¿Cuál sería el mensaje al público lagunero que contemplará su obra?
Que no esperen una exposición tradicional, que se acerquen con el corazón y la apertura de mente para ver una muestra que muy probablemente los conmueva.

Que tal vez les deje una reflexión buena o mala, en donde todo tiene cabida, finalmente, eso permite al público llevarse una vivencia única e irrepetible, yo creo que el ámbito contemporáneo tiene mucho que decir al que está acostumbrado al tipo de expresiones más conservadoras.

Esto no necesariamente cae en un discurso que pueda ofender, pero sí, el mensaje llegará de una manera diferente y eso es lo que vale la pena.