Más Coltrane

Recientemente Resonance Records publicó el espléndido disco doble 'Offering: Live at Temple University', en el que se le escucha cantar (en el escenario). 
El disco aparecerá el 10 de marzo.
El disco aparecerá el 10 de marzo. (Especial)

Hace años, un periodista escribió que se habían encontrado unas cintas en las que John Coltrane cantaba mientras se duchaba, lo que constituía un documento invaluable para sus seguidores. El periodista se burlaba del apetito por tener acceso a todo lo que tenga que ver con el creador de obras seminales como Impressions, A Love Supreme y Ascension. Por fortuna todavía hay música que no hemos escuchado.

Recientemente Resonance Records publicó el espléndido disco doble Offering: Live at Temple University, en el que se le escucha cantar (en el escenario). Poco a poco aparece más música, como es el caso de la caja de cuatro discos All Of You: The Last Tour 1960, editada por MDV Entertainment, donde Coltrane toca con el grupo de Miles Davis. La música es excelente y, por fortuna, el sonido también.

Otra buena noticia es el anuncio de la próxima edición de un álbum de cuatro discos: So Many Things: The European Tour 1961, que MDV lanzará el próximo 10 de marzo. Por lo que se lee en el comunicado que apareció en la revistas Jazz Times, será un documento de miedo: Coltrane con el piano de McCoy Tyner, el contrabajo de Reggie Workman y la batería de Elvin Jones, reforzados por el genio de Eric Dolphy en clarinete bajo y saxofón alto —probablemente flauta—. La colección recoge versiones de piezas como "Blue Train", "Impressions", "My Favourite Things", "Naima" y otras, grabadas en París, Copenhague, Helsinki y Estocolmo.

En la página de la compañía disquera, en un texto anónimo, se dice que, de alguna forma, So Many Things es la secuela de All of You, grabado un año antes. La música del saxofonista en esta gira, se lee en lo que es toda una invitación a escuchar, "llevó a las audiencias al mero filo de la navaja, dejando muchas preguntas sin respuesta, incluso para los fans más ardientes del saxofonista". La controversia se incrementó con la presencia de Dolphy, sigue el texto, "un músico a quien Coltrane veía como un verdadero espíritu gemelo, pero cuya introducción al público europeo causaba opiniones divididas".

El quinteto tocó más de 30 conciertos en menos de tres semanas, "llevando su mensaje a multitudes más grandes que las que se podían reunir en sus presentaciones en clubes en Estados Unidos (...) Mientras los críticos hojeaban sus tesauros en un vano intento por describir el arrollador espectáculo de la banda de Coltrane en pleno vuelo, varias de las giras eran capturadas para la posteridad, grabadas por estaciones de radio locales y coleccionistas particulares".

Gracias a ellos, tenemos más Coltrane.