El arte del 'cockerismo'

Perdimos a un pilar de la música y una parte de nosotros mismos, nos quedamos sin la voz original de un cantante que, en el escenario, parecía un epiléptico incapaz de controlar sus movimientos
Portada de Mad Dog and the Englishmen.
Portada de Mad Dog and the Englishmen. (Especial)

Palabras más, palabras menos, Julio Cortázar, dijo que cuando alguien cercano moría, sentía que parte de él también moría. Así ocurre con el fallecimiento, el lunes, de Joe Cocker: perdimos a un pilar de la música y una parte de nosotros mismos, nos quedamos sin la voz original de un cantante que, en el escenario, parecía un epiléptico incapaz de controlar sus movimientos (la imitación de John Belushi, compartida con Cocker, es de antología).

Una de mis elecciones para la lista de discos para una isla desierta es Mad Dog and the Englishmen, grabado en vivo en 1970. El mejor Cocker está en esta grabación doble que documenta la emotividad de una gira donde los músicos, encabezados por el pianista, cantante y guitarrista Leon Russell (el cómplice perfecto), cargaron con esposas y esposos, amigos y, literalmente, hasta con el perro, que se pasea orondo por el escenario mientras la música se desborda.

Cocker se apropiaba del material que cantaba, lo cockerizaba. En Mad Dog and the Englishmen, nombre tomado de una canción de Nöel Coward, incluye soberbias versiones a piezas de los Rolling Stones ("Honky Tonk Women"), Leonard Cohen ("Bird on the Wire"), Dave Mason ("Feelin' Alright'), Valerie Simpson ("Let's Go Get Stoned"), Otis Redding ("I've Been Loving You to Long"), Bob Dylan ("Girl from the North Country"), el propio Russell ("Delta Lady", "Give Peace a Chance" y "Delta Lady"), así como los Beatles ("She Came in Through the Badroom Window"). Con esta última había deslumbrado a la multitud que presenció su actuación en el Festival de Woodstock, en 1969. Por fortuna su presentación completa con The Grease Band se recogió en el disco Live at Woodstock, editado en 2009.

En una entrevista con Carter Alan para la estación radiofónica WZLX en 2005, el periodista le preguntaba si no era intimidante interpretar canciones consideradas clásicas en sus versiones originales, a lo que Cocker respondió: "Sí, lo es. Es como hacer 'What's Going On' de Marvin Gaye o 'Chain of Fools' de Aretha (Franklin). Lo que siempre trato de hacer es ponerles mi propio cockerismo, simplemente tratando de adaptar una canción para que funcione a como yo canto".

Para ampliar el placer de escuchar esta etapa de Cocker, en 2005 se editó Mad Dog and the Englishmen-The Complete Filmore East Concerts, que Michael Bailey ha calificado como "el triunfo monumental" del grupo. Son los cuatro conciertos completos de los días 27 y 28 de marzo de 1970, páginas fundamentales de la historia del rock.