Con arte, Javier Areán recuerda el exilio español

A través de 60 piezas, el artista recuerda el periplo de su abuelo tras la Guerra Civil.
Realizó una caminata de 15 días por Francia y España.
Realizó una caminata de 15 días por Francia y España. (Especial)

México

La muestra En un lugar de la frontera, de cuyo nombre no quiero acordarme, que Javier Areán presenta en el Foro R-38

de la Universidad del Claustro de Sor Juana, es resultado de una caminata que realizó en 2013 por el sur de Francia y la costa litoral de Cataluña. Imitaba el recorrido que hizo su abuelo Gumercindo Areán durante su exilio.

"El recorrido lo realicé en 15 días en sentido contrario al viaje de mi abuelo: empecé en el Argèles-sur-Mer, en el sur de Francia, y me dirigí a Barcelona como una forma de representar el regreso imaginario de mi abuelo, una manera de honrarlo y reivindicarlo".

El artista realizó el proyecto gracias al apoyo de la Fundación Jumex, que ahora se expone a través de 60 piezas, entre fotografías, videoinstalación, mapas y guías turísticas intervenidas, además de una serie de dibujos y pinturas.

Esta muestra es una reflexión alrededor del exilio español y los campos de concentración en el sur de Francia, historias que guarda en la memoria el joven creador.

"El tema del exilio y la frontera ha cobrado relevancia sobre todo porque se revive con la impactante migración de los habitante de Siria hacia Europa, y la forma como los migrantes son rechazados, tal y como le sucedió a mi abuelo durante la caída de Barcelona en 1939 durante la Guerra Civil española. Tuvo que salir con dirección a la frontera francesa para ser reclutado en un campo de internamiento, y sortear momentos muy difíciles, hasta que llegó a México".

Sin duda, afirmó Areán, hay mucho que aprender de esta muestra, que adquiere un toque contemporáneo con lo que sucede en la actualidad en Medio Oriente y en Europa.

Uno de los recursos del artista para mostrar cómo se desarrolló su caminata fue la videoinstalación: usó su propia sombra y la grabó con su celular, pues no podía cargar su cámara de video.

"Era mucha la distancia, por lo que tuve que apoyarme en el teléfono celular, que es muy ligero, para registrar las imágenes de esta emocionante experiencia. Me documenté profundamente en el Ateneo Español, donde obtuve valiosa información que me ayudó a interpretar este fenómeno social y político del exilio de 1939".

Según Inés Maldonado Cabañas, curadora de la muestra, el trabajo de Areán nació de su investigación, que se unió a la exploración intelectual y al imaginario alrededor de la Guerra Civil española, para indagar en las vivencias y procesos que marcaron no solo a su abuelo sino a toda una comunidad.

La curadora refiere que Areán "se apropia de fotografías y documentos de la época para, más allá de realizar una copia de hechos e imágenes históricas, realizar una reflexión de las posibilidades o imposibilidades de tales copias. Su trabajo, con un significado que va más allá de lo visible, lo identifica a él como receptor de una historia que cruzó las barreras generacionales, haciendo evidente que las vivencias familiares son parte de su formación como individuo. Como en un espejo".

La muestra estará abierta hasta el 16 de enero. Areán ofrecerá una charla el jueves 12 a las 18:00 en el Claustro de Sor Juana, San Jerónimo 24, Centro Histórico.