Japón ofrece medicina experimental para combatir la epidemia de ébola

El fármaco, comercializado como Avigan, está avalado para el tratamiento de la influenza.
El favipiravir o T-705 es fabricado por el laboratorio Fujifilm Holdings.
El favipiravir o T-705 es fabricado por el laboratorio Fujifilm Holdings. (AP)

México

Japón está dispuesto a proporcionar un medicamento experimental elaborado por una empresa de ese país para tratar a pacientes con ébola, cuyo actual brote ha matado a más de mil 400 personas en cinco naciones africanas.

“Nuestro país está dispuesto a entregar la medicina en cooperación con el fabricante si la Organización Mundial de la Salud (OMS) lo pide”, anunció el secretario general del gobierno, Yoshihide Suga, en referencia a la sustancia favipiravir o T-705.

El medicamento, comercializado como Avigan y creado por los laboratorios del grupo japonés Fujifilm Holdings, está avalado para tratar la influenza, pero los médicos nipones creen que puede ser efectivo para combatir el ébola.

“Estoy informado de que los médicos pueden solicitar T-705 en caso de emergencia, incluso antes de que la OMS tome una decisión. En ese caso, nos gustaría responder bajo ciertas condiciones porque se trata de casos urgentes”, indicó Suga a la agencia de noticias Kyodo.

Asimismo, el secretario del gobierno japonés aseguró que hay suficientes reservas de este medicamento para más de 20 mil personas.

La japonesa Fujifilm Holdings y su socio estadunidense MediVector están negociando con la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos para ampliar el uso del fármaco para la influenza como tratamiento para el ébola.

Fallece liberiano

En Liberia falleció uno de los tres doctores de ese país infectados por el virus del ébola y que eran tratados con el suero experimental estadunidense ZMapp.

La víctima, Abraham Borbor, no pudo superar la enfermedad que contrajo cuando trabajaba en el hospital John F. Kennedy de Monrovia, uno de los grandes centros de tratamiento y aislamiento para enfermos de ébola en la nación más afectada por la epidemia.

El domingo “él estaba caminando y los médicos tenían la esperanza de que se iba a recuperar completamente”, comentó Lewis Brown, ministro de Información del gobierno, en declaraciones a la emisora de radio de la Misión de las Naciones Unidas en Liberia.

El jueves el viceministro de Sanidad para Servicios de Prevención, Tolbert Nyenswah, aseguró que los tres pacientes a los que se les estaba suministrado este fármaco habían mostrado síntomas de mejoría.

El ZMapp, que nunca antes había sido probado en humanos, fue suministrado por primera vez a dos ciudadanos estadunidenses contagiados, el médico Kent Brantly y la enfermera Nancy Writebol, quienes ya recibieron el alta médica tras recuperarse de la enfermedad.

• • •

La OMS envía equipo al Congo

La Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo ayer que envió suministros y equipo de protección para el personal médico de la República Democrática del Congo, donde las autoridades confirmaron dos casos de ébola en un área remota.

“El Ministerio de Salud ha declarado un brote y estamos tratándolo como tal”, dijo Tarik Jasarevic, portavoz de la OMS en Ginebra. La actual epidemia se ha concentrado en Liberia, Guinea y Sierra Leona, con varios casos reportados también en Nigeria.

La República Democrática del Congo informó del brote de ébola en la provincia Equateur el domingo, después de que dos de ocho pacientes examinados dieran positivo por la enfermedad, según el ministro de Salud, Felix Kabange Numbi.

Las autoridades congoleñas que fueron a un área remota hallaron 24 casos de fiebre hemorrágica de “origen desconocido”, incluyendo a 13 personas que han muerto, sostuvo Jasarevic.

De ellos, dos han dado positivo por ébola, pero otras muestras tomadas de casos sospechosos están siendo analizadas, afirmó.

Reuters/Ginebra

• • •