Japón enviará sonda en 2016 a Mercurio para estudiarlo

El proyecto formará parte de la misión BepiColombo, que la agencia espacial nipona realiza de forma conjunta con la europea.
El "Mercury Magnetospheric Orbiter" (MMO) recogerá datos para averiguar como se originó el cuerpo.
El "Mercury Magnetospheric Orbiter" (MMO) recogerá datos para averiguar como se originó el cuerpo. (Especial)

Tokio

La Agencia de Exploración Aeroespacial Japonesa (Jaxa) enviará en 2016 una sonda a Mercurio para recoger datos del astro y averiguar cómo se formó el planeta más cercano al sol, informó el diario nipón Asahi.

El desarrollo del aparato costó 15 mil 200 millones de yenes (casi dos mil millones de pesos), y ha sido bautizado con el nombre de Mercury Magnetospheric Orbiter (MMO).

El proyecto formará parte de la misión espacial BepiColombo, que la Jaxa lleva a cabo de manera conjunta con la Agencia Espacial Europea (ESA).

La Agencia Aeroespacial nipona entregará la sonda a la ESA en abril.

El MMO y otra sonda europea serán enviados al espacio en el cohete Ariane 5 desde el Centro Espacial francés de Guayana durante el año fiscal 2016.

Se espera que ambas sondas lleguen juntas a Mercurio en 2024, y que permanezcan explorando el planeta más pequeño del sistema solar uno o dos años después de separarse.

El aparato, que tiene forma de columna octagonal, tiene más de 1.8 metros de diámetro, mide 2.4 metros de altura, pesa 280 kilos y lleva incorporada una antena.

La sonda de la ESA se encargará de medir las características geográficas y la composición mineral de la superficie de Mercurio, mientras que el MMO analizará principalmente los campos magnéticos y la atmósfera del planeta.

Hajime Hayakawa, investigador de la Jaxa responsable del proyecto, señaló que seguirán esforzándose para proseguir con los preparativos necesarios que permitan llevar a cabo observaciones precisas, según declaraciones recogidas por el periódico japonés.

Más tecnologías

En otro desarrollo científico nipón, la Universidad Prefectural de Osaka está produciendo un kit básico para el desarrollo de microsatélites, un tipo de sonda espacial de tamaño y costo muy reducido que ha despertado gran interés en instituciones privadas y países en desarrollo.

El equipo consiste en una serie de componentes satelitales básicos (batería, dispositivo de telecomunicaciones etc.) ensamblados en una urna cúbica de 10 por 10 centímetros, según el diario Yomiuri.

Un tercio del espacio de la urna, que pesa aproximadamente un kilogramo, está vacío para poder instalar circuitos integrados o componentes de observación experimental como, por ejemplo, microcámaras.

Los equipos se comenzarán a vender en mayo y costarán entre 3 y 3.5 millones de yenes (383 mil y 447 mil pesos).

Se espera que a final de mes esté listo el prototipo del kit, que se ha desarrollado usando como base el microsatélite CosMoz.

Para lanzar nanosatélites con estos equipos, la Jaxa ofrece un servicio para equiparlos como cargas útiles secundarias en cohetes que porten satélites de grandes dimensiones o suministros para la Estación Espacial Intenacional.