Irónica y coloquial, la obra de Lizalde [perfil]

El ganador de la décima edición del Premio García Lorca comenzó a publicar pequeños poemas a los 18, pero su primer libro, ‘La mala hora’, lo publicó a los 27 años.
En 1974 ganó el Premio Nacional de Poesía Aguascalientes.
En 1974 ganó el Premio Nacional de Poesía Aguascalientes. (Cuarto Oscuro )

México

Excéntrico por no haber seguido una pauta establecida, Eduardo Lizalde (Ciudad de México, 1929) perteneció en su primera época a una corriente épica con acentos muy similares, por su tono "valiente y verbal", al del poeta colombiano recientemente fallecido Álvaro Mutis, perteneciente a la misma generación y con el que el mexicano tuvo contacto, resaltó en conferencia de prensa en Granada (sur de España) Julia Escobar, representante de la Casa de América y miembro del jurado.

De la poesía épica, cuya obra más significativa es "La mala hora" (1956), varió a una más simbolista que plasmó especialmente en "El tigre en la casa", una figura muy recurrente en su obra, recordó Escobar.

Poeta de muchos registros, Lizalde comenzó a publicar pequeños poemas a los 18 años en el periódico [i]El Universal[/i], aunque el primer libro ([i]La mala hora[/i]), lo publicó a los 27 años.

Contrario a su éxito como escritor, tuvo incursiones breves en la política y fue cofundador del movimiento [i]Poeticismo[/i], una fallida corriente literaria que quedó en una anécdota y que el propio Lizalde criticó en su libro [i]Autobiografía de un fracaso[/i].

Emprendió después una carrera en solitario en la que dio a conocer su personal voz poética, caracterizada por una desbordada ironía y por el uso de los recursos coloquiales del lenguaje.

Así se acercó a coetáneos como Gerardo Deniz o Gabriel Zaid, pero del contenido de su obra destaca especialmente la profusión de anécdotas que recogía de su experiencia vital, la mayoría de peripecias amorosas.

Lizalde ingresó en la Academia Mexicana de la Lengua el 24 de mayo de 2007, tomando posesión de la silla que perteneció a Elsa Cecilia Frost.

Hoy se dio a conocer el fallo del jurado del Premio Internacional de Poesía Federico García Lorca en su décima edición, y el autor de la Generación del 45 fue seleccionado por su “personal y original".

Su candidatura fue propuesta por la Casa de América, que formó parte del jurado junto a la Academia de Buenas Letras de Granada, el Patronato de la Huerta de San Vicente, la Universidad de Granada, la Fundación Federico García Lorca, la Residencia de Estudiantes y el Centro Generación del 27.

Recibió, entre otros, el Premio Xavier Villaurrutia en 1970; el Nacional de Poesía Aguascalientes (1974); el Premio Nacional de Lingüística y Literatura (1988), el Iberoamericano Ramón López Velarde (2002) y el Internacional Alfonso Reyes (2011).