Iram Gallardo y el otro rostro del acordeón

“Cuando iba a ingresar hicimos el examen tres personas y solo yo fui aceptado”.
El joven músico también imparte talleres a todos los niveles.
El joven músico también imparte talleres a todos los niveles. (Especial)

México

Aunque ya tocaba guitarra y piano, Iram Gallardo se decidió por el acordeón hasta los 23 años, cuando estudiaba ingeniería en computación en la UNAM. "El detonante fue que la Facultad de Música (entonces Escuela Nacional de Música) ofrecía la carrera de instrumentista de acordeón y que la música clásica siempre me había gustado", dice en entrevista.

Aunque en la música popular el acordeón es muy requerido en México, no así en el mundo clásico, comenta Iram. "Soy el único acordeonista de mi generación. Recuerdo que cuando iba a ingresar hicimos el examen tres personas y solo yo fui aceptado. Y cada año aparecen cinco y hasta ocho aspirantes, cuando mucho. Tal vez se debe a que el instrumento es muy costoso, además pocos saben que la facultad ofrece el acordeón como carrera. También muchos prefieren tocar música popular".

Para su primer disco, Accordéon du Monde, Gallardo eligió un repertorio variado. "Un 70 por ciento es música clásica, que incluye transcripciones para el instrumento, como Caballería ligera, de Franz Von Suppe, originalmente escrita para orquesta. También hay obras originales para acordeón, como Acquarelli cubani, de Luciano Fancelli; Scherzo, de John Gart y Preludio Op.31, de Adamo Volpi".

Accordéon du Monde se complementa con piezas populares, como el tango Por una cabeza, de Carlos Gardel; Tico-Tico no fuba, de Zequinha Abreu, y Moliendo café, de Hugo Blanco. En algunas piezas participan Daniel Gallardo en el piano, Rodrigo Gallardo en batería y percusiones y Mario Acosta en la guitarra.

No quiso dedicar el disco exclusivamente a la música clásica porque existen muchos discos con estas características. "Yo quería darle un giro e incluir algunas piezas populares para poder atrapar la atención del oyente y luego invitarlo a conocer el repertorio clásico".

Accordéon du Monde es un proyecto independiente en cuanto a la grabación y producción. "La plataforma Fondeadora jugó un papel fundamental para financiar la maquila, el diseño del arte y la presentación en la Sala Julián Carrillo de la UNAM. A través del apoyo de amigos, familiares y seguidores se logró cumplir la meta".

Participante destacado en el XIII Festival Nacional y Sudamericano de Acordeón, celebrado en Argentina, Gallardo también se ha presentado con la Orquesta Filarmónica de la UNAM y la Orquesta Juvenil Eduardo Mata.

El músico se presenta tanto en recitales de acordeón solo, con grupo o bien como solista en orquestas sinfónicas. "Todo depende del tipo de lugar en que nos podamos presentar. Si es un lugar pequeño y no hay muchos requerimientos técnicos, me conviene ir solo con mi instrumento, pero si se pueden conseguir todos los apoyos, vamos con el ensamble completo".

El joven músico considera que el acordeón "es un instrumento que tiene una gama sonora muy amplia. Se puede tocar lo mismo en la música norteña, que en la cumbia, el vallenato, la música balcánica, las polcas, el jazz y la música clásica, por supuesto. El acordeón siempre me atrapó por su sonoridad y esa gama de posibilidades que tiene de utilizarse en todos los estilos".

Gallardo imparte clases individuales y talleres para alumnos principiantes, intermedios y avanzados. "Estos talleres los hago con una regularidad de unos tres meses, al cabo de los cuales suelo presentar a mis alumnos en concierto (el próximo será el 25 de septiembre en el Museo del Carmen). También tengo algunos tutoriales en internet, porque cuando yo empecé a estudiar quise aprender por mi cuenta y no había algo así. Aunque ya existen en YouTube tutoriales de otros instrumentos, en el caso del acordeón está un poco pobre el asunto".