Invitan a rescatar la obra del jalisciense José Francisco Vásquez

José Vásquez hijo, comparte con MILENIO JALISCO las iniciativas que ha emprendido para conservar y promover la obra de su padre.

Madrid

Detrás del rescate de la obra del compositor José F. Vásquez  hay  toda una historia que se ha desarrollado en la Ciudad de México y Barcelona, que podría inspirar una película. En ella, el protagonista tendría que ser José J. Vásquez, hijo del destacado músico jalisciense, quien comparte con los lectores de MILENIO JALISCO la odisea que le ha representado esta encomienda que se propuso desde muy joven y que señala le ha dado  un particular sentido a su vida.

Nacido en Arandas, Jalisco. José F. Vásquez fue conocido como director de orquesta, compositor, pianista, académico, promotor cultural, funcionario público, así como fundador de la Facultad de Música de la UNAM, entre otras instituciones culturales.

A lo largo de los años, José Vásquez hijo, ha logrado recuperar casi la totalidad de las obras de su padre que murió cuando él apenas tenía 12 años de edad. Su madre murió poco después. Años más tarde comenzó una labor detectivesca, como describe. Entre amigos, colegas, alumnos y gente que pertenecía a la orquesta, logró recuperar casi la totalidad de las obras, faltando algunas partituras de piano, violonchelo y aún así hasta hoy, dice apenas haber localizado el 90 por ciento del legado.  En esta ardua labor, José, quien reside en España, ha tenido que  viajar a la Ciudad de México a realizar varias gestiones e incluso abrió una página en Facebook  para hacerse de contactos que le proporcionaran fotos, información e incluso  partituras. 

Al faltar sus padres durante la infancia, José Vásquez hijo no tuvo acceso al acervo de su padre por las causas que ya se mencionaron. Todas las obras quedaron sin rumbo en manos de un atrilista de la entonces Orquesta Sinfónica Popular de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), hoy Orquesta Filarmónica de la UNAM.

 El archivo se dispersó y fue entonces que José Vásquez hijo comenzó la recuperación del acervo, buscándolo entre músicos que conservaban algunas piezas y en librerías de usados. Muchos de esos documentos los rescató del polvo y la humedad. José dice que hasta hace algunos años ese acervo estaba sin catalogar y lo ideal sería además de catalogarlo, editarlo.

Rememora que 60 por ciento de lo que ya se recabó estaba en el archivo de la Escuela Nacional de Música y que el otro 40 por ciento estaba en su poder y lo cedió al Centro Nacional de Investigación, Documentación e Información Musical (CENIDIM) del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA). En el acervo, asegura José, pueden encontrarse obras que tienen más de 100 años de antigüedad.

“Aunque todavía no se consigue que comience el proceso de digitalización por recortes presupuestales, la cultura es un tema que no deja de ser marginal en México. Hay un México soterrado que todos intuimos que está ahí pero no se ve, esto se debe en mayor o menor medida a ese desprecio, a la marginalidad que se le da a la cultura en general, es una desgracia pero es la verdad. La obra de mi padre, quizás por otra razón por la que no se conozca es de índole estructural, el sistema que ha regido la cultura en México siempre ha estado bajo la dirección de un determinado grupo, y desde aquellos años muchos autores contemporáneos de mi padre o incluso anteriores fueron desaparecidos prácticamente de la historia de la música mexicana porque no iban de acuerdo con los parámetros estilísticos, políticos, musicales de la élite en el poder cultural”, explica José.

El promotor de la obra de su padre señala que “el  no valorar la obra de José F. Vásquez y la de otros  autores, nos tiene llenos de sombras y de faltantes, la música mexicana es mucho más de lo que conocemos y merecemos escucharla”, destaca José.

Gracias a una página de Facebook de José F. Vásquez con más de 15 mil seguidores, es posible encontrar información de este artista jalisciense. A través de ella, José Vásquez hijo ha logrado recuperar partituras que interesados en la obra del destacado músico jalisciense le han hecho llegar desde diversas latitudes de México y otros países como Argentina.  “Lo ideal es que el archivo se digitalice para que pueda consultarse, editarse y se grabe. “Todos deberíamos hacer algo para completar el mapa musical y cultural de nuestro país”, destaca José Vásquez hijo.