¿Indígena y mexiquense?, seguro le caerá un rayo

La vulnerabilidad de esas regiones y la falta de conocimiento por parte de la sociedad y del gobierno hacen posible que sean más las personas alcanzadas por un rayo.
No influyen las tormentas eléctricas.
No influyen las tormentas eléctricas. (Daniel Cruz/Archivo)

México

Las muertes por rayos en México afectan principalmente a personas con baja educación, sobre todo indígenas, mexiquenses o michoacanas, y menores de 19 años.

Poco tiene que ver las zonas con mucha población, ni donde se presenta las tormentas eléctricas, sino los lugares con “alto índice de población indígena y con menos acceso a información y educación”, afirmó Graciela Binimelis de Raga, investigadora del Centro de Ciencias de la Atmósfera (CCA) de la UNAM.

 Señaló en un comunicado de la Academia Mexicana de Ciencias (AMC), que el reparto de esas muertes está relacionado con la exposición a las tormentas eléctricas y al bajo nivel educativo, es decir a la ignorancia sobre las medidas de prevención que se deben implementar ante un fenómeno natural, como lo es una tormenta eléctrica.

La también miembro de la AMC añade que según los datos del Sistema Nacional de Información en Salud, de 1979 a 2011, 7 mil personas en México perdieron la vida por esta causa.

En el artículo, en el que también colaboran Myriam de la Parra, del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social, y Beata Kucienska, del CCA, señala que las muertes por rayo ocurren con más frecuencia entre personas 10 y 19 años de edad.

La vulnerabilidad de esas regiones y la falta de conocimiento por parte de la sociedad y del gobierno hacen posible que sean más las personas alcanzadas por un rayo.

Las entidades con más muertes son Estado de México, Michoacán, Oaxaca y Guanajuato, principalmente en zonas rurales.