Incierto, el futuro de 40 ballenas varadas en EU

La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) de Estados Unidos informó que hay 24 desaparecidas.
Han muerto 11.
Han muerto 11. (AFP)

Miami

Luego de tres días de esfuerzos, rescatistas se manifestarón preocupados ante las posibilidades de salvar a unas 40 ballenas varadas, por razones desconocidas, en aguas poco profundas del sur de Florida.

Las operaciones de rescate habían sido suspendidas ayer al final del mediodía y deberían retomarse el sábado al amanecer a través de un vuelo de reconocimiento del área por helicóptero.

“Todo puede suceder, las ballenas pueden cambiar todavía de dirección”, explicó Blair Mase, científica especializada en mamíferos marinos y portavoz de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) de Estados Unidos.

La esperanza del equipo de rescate no deja de oscilar a la luz de los desplazamientos erráticos e incomprensibles de estos mamíferos que suelen vivir normalmente en las aguas profundas del Golfo de México.

Ayer por la mañana, el optimismo se apoderó de los oceanógrafos que afirmaron haber perdido rastro de 24 ballenas, alimentando la esperanza de que estuvieran ya en aguas profundas.

“Hay 24 ballenas que no hemos localizado. Esperamos que esten en el mar, aunque no es seguro”, afirmó el equipo de rescate.

Pero durante el mediodía una veintena de ballenas separadas en tres grupos distintos volvían a surgir en aguas de tres metros, una profundidad insuficiente para asegurar su supervivencia.

“Estos desplazamientos menos organizados, más lentos, preocupan a los biólogos”, explicó la NOAA. “Tememos que las ballenas sufran gravemente las consecuencias del alejamiento de su casa, de la deshidratación y malnutrición”. Siete ballenas ya murieron y otras cuatro que estaban sufriendo fueron sacrificadas.