El Incan contará con un robot Da Vinci para operar tumores

El artefacto de origen estadunidense beneficiará cada año a más de 200 pacientes con cáncer de próstata, así como a mujeres y niños que padezcan neoplasias del hueco pélvico.
Siete centros sanitarios cuentan ya con ese dispositivo.
Siete centros sanitarios cuentan ya con ese dispositivo. (Octavio Hoyos/Archivo)

Querétaro

En 2017 el Instituto Nacional de Cancerología (Incan) beneficiará a más de 200 pacientes cada año con cirugías robóticas hechas por los brazos del robot Da Vinci, que simulan el movimiento de la muñeca de la mano con una rotación de hasta 360 grados, informó el jefe del Departamento de Urología del Incan, Miguel Ángel Jiménez.

El especialista dijo que la cirugía robótica, con visión 3D, no solo beneficiará a pacientes masculinos con cáncer de próstata, sino a mujeres y niños que padezcan neoplasias del hueco pélvico.

El instituto se sumará a los siete centros hospitalarios públicos y privados que ya cuentan con esta tecnología, entre los que destacan el Hospital 20 de Noviembre, el Centro Médico Nacional Siglo 21 y el Hospital Central Militar.

Funciones del aparato

"El robot sirve para todo el hueco pélvico, para cirugía de colon y recto, cirugía ginecología, urológica y no solo para cáncer de próstata, sino para cirugía renal, de vejiga reconstructiva, es una herramienta súper versátil para hombres y mujeres", explicó Jiménez.

El también ex presidente de la Sociedad Mexicana de Urología mencionó que a México llegó tarde la práctica de la cirugía robótica, que en el mundo arrancó desde antes de 2010, pero se mostró optimista porque desde hace cinco años se práctica en Monterrey, Nuevo León, y desde hace dos años en la Ciudad de México y el Edomex.

Al concluir la 33 Reunión Anual del instituto, el urólogo dijo que en el país hay 12 especialistas certificados para realizar cirugías robóticas y comentó que el costo de ese tipo de intervención es de aproximadamente 40 mil pesos.

Por su parte, el doctor José Gadú Campos, del Hospital Central Militar, mencionó durante su participación en la ponencia "Cirugía Robótica en cáncer de próstata. ¿Es posible en México?", que la práctica es similar a la de una operación abierta, con lo que incluso los brazos del robot corrigen también el temblor de las manos del cirujano.

Cabe mencionar que el cáncer de próstata está en aumento acelerado y es la segunda causa de muertes en hombres —seguido del de pulmón—, además de que de los mil 300 pacientes que atiene el Incan cada año, 40 por ciento se diagnostica en etapa de metástasis.

El porcentaje contrasta con los datos de registrados en Estados Unidos, donde solo 4 por ciento de los pacientes con tumor prostático tienen metástasis.

Retos pendientes

Durante la reunión señalaron que entre los pendientes del instituto detaca la instauración del programa nacional de reconstrucción mamaria y reducir los casos de cáncer avanzado de mama en mujeres menores de 40 años.

La oncóloga del Departamento de Tumores Mamarios del Incan, Paula Cabrera, dijo que 60 por ciento de las pacientes que atiende el instituto acude con la enfermedad localmente avanzada y 90 por ciento con tumores palpables.

Cynthia Villarreal, quien lidera el programa de cáncer de mama en mujeres jóvenes, alertó que preocupa que las pacientes menores de 40 años presenten un tipo de cáncer más agresivo.

A pesar de su juventud y del acceso a la información, señaló Villareal, "buscan aislarse" para no enfrentar la enfermedad, además de que enfrentan "barreras" en el sistema de salud para lograr una atención pronta.

Para Alejandro Maciel Miranda, cirujano plástico del Incan, es indispensable que México también tenga un programa de reconstrucción mamaria, lo que dará oportunidad a las mujeres para aminorar el gasto económico que representa un implante.

El especialista explicó que se trata de un trabajo conjunto con el oncólogo a fin de que en la misma cirugía de la mastectomía se realice el implante, con lo que se mejorará la calidad de vida de la paciente, que no pasará por la difícil situación de "verse frente al espejo sin mama".

No obstante, admitió que aún falta mucho para lograr que se cuente con un programa nacional en ese ámbito, toda vez que ni siquiera se cuenta con un censo poblacional de cáncer.

Faltan implantes

Maciel Miranda destacó que lo importante es hacer llegar a las pacientes el mensaje de que existen opciones para enfrentar una mastectomía.

Una cifra "conservadora", indicó, es que solo 5 por ciento de las mujeres con mastectomía se realiza implantes, proporción que contrasta con la de los países desarrollados, que llega a 40 por ciento.

Mencionó que Brasil y Argentina ofrecen reconstrucción mamaria como parte del tratamiento contra el cáncer, tras refrendar que en México "estamos atrasados, faltan muchos pasos".

Explicó que el costo menor de la cirugía asciende a 60 mil pesos con implantes de silicón de calidad certificada por la FDA (Agencia de Drogas y Alimentos) de Estados Unidos, además de que no representa ningún tipo de riesgo de rechazo.

Abundó que "el ofrecimiento de la cirugía de la reconstrucción mamaria depende más de la etapa del cáncer que de la edad", al recordar que se realizan cirugías incluso a pacientes de 20 años.

Entre las características que las pacientes deben tener para ser candidatas para una cirugía de implante es no presentar los siguientes factores de riesgo: tabaquismo, diabetes, hipertensión y obesidad.


33 Reunión Anual

El Instituto Nacional de Cancerología celebró su Reunión Anual número 33, encuentro de tres días en el que destacó que

2,600 participantes se actualizaron con la información oncológica más reciente y plantearon los retos para 2017

5,500 expedientes abrió el instituto en un año, lo que incrementa los pacientes atendidos por neoplasias

70 años cumple haciendo investigación oncológica y dando tratamiento a gente de escasos recursos