El Incan promueve que la oncología sea asignatura obligatoria

Al firmar convenios con 12 universidades, señalan que de 123 planteles que imparten medicina en el país, cuatro tienen la materia en el plan de estudios.
Abelardo Meneses, director general del Incan, detalla que 95 de los pacientes que atienden es de escasos recursos.
Abelardo Meneses, director general del Incan, detalla que 95 de los pacientes que atienden es de escasos recursos. (Juan Carlos Bautista)

Mérida

La lucha que emprende México contra el cáncer se realiza con un déficit de oncólogos —hay mil 385 para 120 millones de habitantes—, por lo que el Instituto Nacional de Cancerología (Incan) firmó convenios con 12 universidades públicas y privadas de siete entidades para incluir en el plan de estudios la asignatura de oncología.

Los objetivos principales son elevar la capacitación de médicos generales y el número de especialistas, pues de 123 planteles que imparten la carrera de medicina, solo cuatro tienen la materia obligatoria, señaló Jorge Óscar García, jefe del departamento de posgrado y educación médica continua del Incan.

Carencias

Abelardo Meneses, director general del instituto, explicó en su con conferencia magistral “El sistema de salud en México y la propuesta de control de cáncer” que en el país los especialistas en oncología solo son 750 cirujanos, 50 ginecólogos, 269 médicos, 151 pediatras y 180 radioncólogos.

Señaló que México, en comparación con los estándares de la OCDE, tiene 2.2 expertos por cada mil habitantes, cuando debería haber 3.2.

“Se agrava el problema cuando hablamos de las enfermeras. Por cada mil tenemos 2.6, cuando según la OCDE deberían ser 8.8; igualmente, si nos referimos al número de camas de hospital, por cada mil habitantes tenemos 1.6 y debería de haber 4.8; desafortunadamente ocupamos el último lugar”, comentó.

Aunque se ha hecho un esfuerzo con el Seguro Popular, abundó Meneses, “hay un amplio sector de la población que no tiene ni seguridad ni cobertura, y la propuesta de universalización de la salud desafortunadamente aún no se ha dado”.

El especialista también comentó que “hay un empobrecimiento de la población cada vez mayor; en el Incan, hace 10 años, 80 por ciento pertenecía a las categorías con menor poder adquisitivo, en la actualidad es 95 por ciento”

Alianzas

Con este diagnóstico crítico para enfrentar el cáncer, el Incan consideró fundamentales las alianzas, no solo académicas, sino también la que logró su patronato con el MD Anderson Cancer Center en materia de prevención.

Hilario Mata, director de los programas académicos globales del MD Anderson, con sede en Houston, refirió que hay muchos proyectos de colaboración en el área de la oncología médica, ensayos clínicos, terapia personalizada y genómica inmunología.

Por lo pronto, solo falta definir las escuelas donde se aplicará el proyecto de videojuegos divertidos y educativos sobre la importancia de no fumar que está por lanzar con el patronato.

A ello se suma que en tres o cinco meses se tenga en medios de comunicación una campaña centrada en inhibir el tabaquismo entre jóvenes y adolescentes.

El modelo de ese esquema de prevención también abarca al personal de salud que fuma y, para ello, se trabaja con el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias para promover que los médicos dejen la adicción.

La reunión

En la reunión Ross Cagan, investigador de Mount Sinai Hospital de Nueva York, presentó los modelos de mosca para clonar los tumores y hallar tratamientos ideales, y otros expertos propusieron la alternativa de hacer estudios de heces para la detección temprana de tumores, proyecto que pronto arrancará en el IMSS.

También se realizó un encuentro entre representantes estatales de salud y del Incan para iniciar lo que se llama un censo poblacional de enfermos reales que está iniciando en Mérida, Monterrey, Guadalajara y Colima, y se propusieron una serie de estrategias para hacer tamizaje de prevención.

Además, se exhortó a las autoridades estatales para que los recursos del Seguro Popular pasen de manera directa a la población y no queden al manejo discrecional de los funcionarios.

Otras propuestas fueron continuar con el sistema de vacunación contra el VPH, virus que puede causar cáncer cérvicouterino, e incluir un programa de inmunización contra la hepatitis.