El Incan reúne más de 50 expertos para impulsar ciencia oncológica

Se asocian especialistas de los institutos nacionales de Genómica y Pediatría, así como del IMSS, la UNAM, el Cinvestav, el Cicese y otras universidades.

México

Científicos de las principales universidades, institutos y unidades médicas del país anunciaron ayer la fundación del Colegio Mexicano para la Investigación del Cáncer, que se dedicará a desarrollar proyectos básicos, clínicos, epidemiológicos, sociomédicos y traslacionales que frenen el acelerado crecimiento de neoplasias malignas, así como la mortalidad que ocasionan.

Convocados por Luis Alonso Herrera, director de Investigación del Instituto Nacional de Cancerología (Incan), más de 50 especialistas de la UNAM, el Cinvestav, el IMSS, la Universidad de Sonora,  la Universidad de Guadalajara, el Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada (Cicese), y de los institutos nacionales de Genómica y Pediatría consideraron urgente establecer prioridades de investigación.

Recursos y acuerdos

Herrera explicó que, al establecer esas prioridades, se podrá solicitar apoyos a fuentes de financiamiento públicas como el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnologia (Conacyt) y el Seguro Popular.

Incluso, Héctor Mayani Viveros, jefe de la Unidad de Investigación Médica en Enfermedades Oncológicas del Centro Médico Siglo XXI, del IMSS, propuso solicitar apoyo a la iniciativa privada, como la industria farmacéutica, para emprender esos trabajos científicos.

Otra de las metas de esta asociación civil, precisó Herrera, será formar recursos humanos, enmarcándose en el Programa Nacional para la Prevención y Control del Cáncer en México, dado a conocer por el presidente Enrique Peña Nieto.

“El objetivo es impulsar la investigación científica para ampliar el conocimiento del cáncer en el país con la finalidad de desarrollar técnicas novedosas de detección, diagnóstico y tratamiento”, destacó el especialista del Incan, tras referir que los resultados ayudarán a definir y homogenizar criterios de atención en todo el sector salud.

Uno de los primeros acuerdos del colegio es desarrollar un proyecto multidisciplinario y multicéntrico enfocado al estudio de los tumores de mama y ovario, en los que se planea reclutar alrededor de mil 200 pacientes durante el primer año.

Por sugerencia de Alejandro Mohar, ex director del Incan, también se aprobó el cabildeo con los legisladores, ya que en otras ocasiones han logrado obtener recursos etiquetados para programas de atención e investigación en tumores de ovario, mama, y pulmón.

“Esta es la ruta que debemos seguir ahora para lograr presupuestos etiquetados para la investigación científica en cáncer”, reiteró Mohar en la primera reunión de trabajo del colegio.

Situación actual

Herrera también presentó un censo, aún perfectible, sobre la situación nacional de la investigación sobre cáncer, que fue elaborado con cifras proporcionadas por el Conacyt y el propio Incan.

Se identificaron 110 grupos de trabajo localizados en 11 estados del país (Aguascalientes, Baja California, Distrito Federal, Jalisco, Morelos, Nuevo León, San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora, Tabasco y Veracruz) que a lo largo de una década han desarrollado 207 proyectos oncológicos con financiamiento otorgado principalmente por el fondo sectorial en salud del Conacyt, el cual oscila en 307.6 millones de pesos.

Esos proyectos principalmente provienen de IMSS, Incan, Cinvestav, UNAM y el  Instituto  Nacional de Salud Pública; la mayoría se desarrolla en el Distrito Federal, Morelos y Nuevo León. 

Con base en los datos estadísticos, la investigación con más recursos obtuvo 44.9 millones de pesos, y la que tuvo menos recibió 200 mil pesos. De 2010 a 2015, precisó Herrera, se han publicado alrededor mil 200 artículos científicos relacionados con cáncer, siendo los de mama, cérvico-uterino y pulmón los que concentran más de 60% del trabajo efectuado.

En ocho años la investigación mexicana sobre cáncer ha generado ocho patentes (cuatro de instituciones públicas y cuatro privadas). “Muy poco, considerando que el cáncer es de las principales causas de muerte”, opinó el especialista.

En el país, dijo Herrera, solo hay dos laboratorios nacionales dedicados exclusivamente al cáncer; ambos son de la UNAM y trabajan estrechamente con el Incan.

Uno está en Ciudad Universitaria y maneja un presupuesto aproximado de 14 millones 700 mil pesos, el otro, fue establecido en la Facultad de Estudios Superiores de Iztacala y funciona con 6 millones de pesos. 

El instituto Nacional de Cancerología tiene 13 grupos de investigación con 69 científicos, de los cuales 55 pertenecen al Sistema Institucional de Investigadores. Además, participan en los trabajos 46 alumnos de doctorado y 25 de maestría.

En 2014, el Incan invirtió en investigación y desarrollo tecnológico 79.7 millones de pesos y cuenta con 120 artículos científicos publicados al año.