El Incan genera alianzas con los institutos de salud de EU

Entre los objetivos de la colaboración destaca la negociación para conseguir becas y que residentes mexicanos accedan a entrenamiento especializado en el National Cancer Institute.
Abelardo Meneses, director general del Instituto Nacional de Cancerología.
Abelardo Meneses, director general del Instituto Nacional de Cancerología. (Juan Carlos Bautista)

México

El Instituto Nacional de Cancerología (Incan) trabaja para establecer una colaboración entre los institutos nacionales de salud de México y de Estados Unidos, en particular con los especializados en oncología, con el objetivo de conseguir becas para estudiantes y residentes que deseen tener un entrenamiento especializado.

Abelardo Meneses, director general del Incan, comentó dicha intención en el contexto de una reunión especial con representantes estadunidenses del National Cancer Institute (Centro Nacional de Cáncer estadunidense), de la instancia National Institutes of Health (Institutos Nacionales de la Salud) y del Patronato del Incan.

El objetivo, subrayó el oncólogo, es que los especialistas mexicanos puedan capacitarse en temas específicos de esta enfermedad, así como tener una proyección hacia medicina de investigación en laboratorio con el fin de aplicarse al paciente en cama, es decir, que los estudios se concreten hasta una aplicación clínica.

Programa nacional

Meneses destacó que uno de los puntos relevantes que se trataron en la reunión fue el de consolidar el Programa Integral de Prevención y Control de Cáncer en México, ya que con la visita de expertos en este tipo de proyectos los especialistas mexicanos se informan mejor para elaborar las diferentes fases que se requieren para el desarrollo de ese programa.

En ese sentido, detalló el director del Incan, se abarcarán sistemas de prevención fundamentales como control del tabaco, dietas hipercalóricas, detección temprana de las lesiones virales (sobre todo en el caso del cáncer cérvico-uterino), exposición al sol para el cáncer de piel, y la relevancia de las sustancias cancerígenas ocupacionales y ambientales.

Otros aspectos preventivos de suma importancia que se pretenden integrar al programa de lucha contra el cáncer en México son la promoción de la actividad física, así como la identificación de diferentes factores de riesgo para las principales neoplasias o tumores malignos que afectan a la población.

Abelardo Meneses comentó que en el país se han desarrollado registros hospitalarios e histopatológicos en el área de oncología; sin embargo, por primera ocasión se habla de elaborar registros poblaciones, una especie de censo oncológico para registrar las principales neoplasias que afectan a los mexicanos.

“Esto lo hemos realizado ya en Mérida y estamos trabajando con las instituciones internacionales para implementar los registros basados en controles de calidad”, detalló el especialista.

Más apoyo internacional

Meneses adelantó que el Incan también se apoyará en la experiencia de la Agencia Internacional de Investigación en Cáncer de Francia, con el objetivo de realizar registros poblacionales en Guadalajara y Monterrey, aunque poco a poco se aplicarán en más ciudades del país.

Con ese trabajo, detalló el oncólogo, se pretende que en el lapso de un año se evalúen y se obtenga tasas de incidencia, para de esta forma conocer los casos nuevos que se presenten año con año, los grupos de edad que se ven afectados, la incidencia por género y el análisis de factores de riesgo.

La metodología que implementan tiene el objetivo de que al haber establecido los registros poblacionales en diferentes regiones del país, éstos puedan ser representativos del fenómeno del cáncer en México.

Meneses destacó la importancia de vincular la investigación en temas de prevención así como de tratamiento, sobre todo para la incorporación de aquellos medicamentos que son considerados como blanco terapéuticos, que son de alto costos, pero que en este tipo de fusiones se pueden hacer estudios de costo-efectividad, y con esa clase de herramientas hacer una selección más adecuada del tratamiento de acuerdo con el tipo de paciente y de cáncer que se esté atendiendo.

Otro de los objetivos del apoyo internacional que han conseguido el Incan y su Patronato es ir más allá del análisis de tratamientos para la enfermedad y apostar por el enfoque preventivo de la enfermedad, ya que casi la mitad de las neoplasias que se registran en el país son evitables con el simple hecho de tener una vida saludable, con acciones simples como hacer ejercicio o no fumar.

De igual manera, el Patronato del Incan ha hecho un esfuerzo por informar a la población acerca de este padecimiento a través de la campaña Un Minuto contra el Cáncer, ya que el conocimiento es clave para poder lograr un diagnóstico oportuno de los tumores.

“Si bien la mayor parte de los casos que se diagnostican se encuentran en etapas avanzadas, se tiene que trabajar más en temas de educación, prevención y diagnóstico oportuno”, concluyó Meneses.  

 

Situación educativa

En materia de capacitación sobre el cáncer en el país, las estadísticas son

128 escuelas

imparten la carrera de medicina en México

10 por ciento

de los planteles da Oncología como materia obligatoria

12 cursos

de especialidad puede impartir el Incan al personal médico

28 planes

de alta especialidad ofrece el instituto a profesionales sanitarios