El Incan realiza experimento para la detección temprana de tumores

En Mérida los especialistas del instituto oncológico implementarán un protocolo en el que aplicarán una encuesta y estudios médicos a voluntarios aparentemente sanos.
Abelardo Meneses, director general del Instituto Nacional del Incan.
Abelardo Meneses, director general del Instituto Nacional del Incan. (Blanca Valadez)

México

El Instituto Nacional de Cancerología (Incan) efectuará durante su reunión anual médica, en Mérida, Yucatán, un protocolo experimental de detección temprana de los principales tumores malignos en el que se aplicarán test y estudios médicos básicos a voluntarios aparentemente sanos, a afecto de diseñar sus campañas centradas en identificar a pacientes en etapas iniciales y obtener una mayor posibilidad de curación.

Abelardo Meneses, director general del Incan, explicó que un equipo de especialistas del instituto y de sectores del sistema de salud pública saldrán a las calles y estarán en los principales puntos de la capital yucateca para reunir a personas a las que, después de efectuarles una encuesta de sospecha, se les dará seguimiento durante una semana para determinar si tienen cáncer y lo ignoraban.

Reunión anual

En la 32 Reunión Anual del Instituto Nacional de Cancerología, comentó el especialista, se procurará dar seguimiento a 50 personas por cada tumor o neoplasia maligna prevalente, mama, cervicouterino, próstata o pulmón, esencialmente, para definir las próximas campañas que, de manera coordinada con las autoridades sanitarias federales, los gobiernos locales, y el Patronato del Incan, implementarán como parte de la prevención y detección temprana.

Este protocolo experimental tiene como objetivo hallar la manera de revertir que seis de cada 10 mexicanos con cáncer fallezcan, así como evitar los gastos catastróficos que implica la enfermedad en etapas avanzadas, con muy poca o nula expectativa de curarse.

“Habrá un filtro de pacientes que se pueden clasificar de alto riesgo, basado en un cuestionario elaborado por especialistas, para elegir a los candidatos.

“Si detectamos a un hombre con posibilidad de padecer cáncer de próstata, ya no solo se le aplicará el antígeno prostático, cuya efectividad se ha cuestionado, sino también el estudio de tacto y ultrasonido rectal, para tener resultados médicos confirmatorios”, aclaró Meneses.

Señaló que en esta ocasión aplicarán todo el protocolo para diagnosticar el cáncer, aunque reconoció que la campaña de detección realizada con el Gobierno del Distrito Federal solo con la prueba del antígeno prostático, basada en toma de una muestra de sangre que detecta una proteína producida en las células, permitió que varios hombres fueran atendidos a tiempo.

En el caso del cáncer de pulmón, aclaró, se van a elegir sobre todo fumadores, a los que les practicarán estudios de tomografías a baja dosis para determinar si ésta es una forma adecuada, aparte de la adicción, de identificar casos de personas en etapas iniciales con este problema de salud.

“Vamos a validar varios estudios que han sido cuestionados para ver si es posible optimizar los criterios y llevarlos a los consejos colegiados de todos el sistema de salud (del país) para su aplicación”, señaló Meneses.

Los resultados del protocolo que arrancará en Mérida se darán a conocer como parte de las conclusiones de la reunión médica anual que se celebrará del 22 al 24 de febrero, en el Centro de Convenciones.

Inicia el censo

El protocolo experimental será esencial en el arranque del censo poblacional de enfermos con cáncer y los tumores prevalentes, considerando localidad, edades origen y exposiciones ambientales, y para construir el Programa Integral de Prevención y Control del Cáncer, que en octubre de 2014 el presidente Enrique Peña Nieto pidió que se llevara a cabo.

Los resultados también contribuirán, aseveró Meneses, a fortalecer la campaña del Patronato del Incan “Un Minuto contra el Cáncer” (1minutovscáncer), que ha sido esencial para difundir la tercera causa de muerte, la cual los habitantes se niegan a ver por miedo.

“Esa capacidad de acercar el tema a través de voceros líderes, artistas, comunicadores, pacientes, ha permitido que el tema se coloque entre las familias de manera natural y sea un motivo de reunir recursos para adquirir equipos, fortalecer y empoderar a los centros oncológicos estatales y capacitar a los médicos de primer contacto, a los residentes, cuya nueva generación se va a graduar”, aseguró.

Las estrategias en política de prevención, explicó Meneses, parten de los recursos que se tienen y de lo que se puede hacer, del principio de que es necesario reducir los costos de la atención catastróficos, que son muy altos. Con los tratamientos actuales, una paciente en etapa avanzada, como sucede en las instituciones oncológicas, supera 1.5 millones de pesos anuales.

Capacitación médica

En la 32 Reunión Anual del Instituto Nacional de Cancerología también se llevarán a cabo cursos, foros, conferencias magistrales y talleres en los que se espera la participación de más de 2 mil integrantes de la comunidad médica de México.

Se tienen programados, de acuerdo con Meneses, siete precongresos dedicados a médicos generales con temáticas centradas en involucrarlos en la detección de casos sospechosos de tener un tumor en glándulas mamarias, próstata, pulmón, colon, estómago, piel o cervicouterino; asimismo, involucrarlos en los cuidados paliativos cuando se trata de pacientes terminales.

De igual manera firmarán con las principales universidades convenios para que la materia de oncología se imparta dentro de las asignaturas.

Y esto considerando que de las 126 universidades, solo ocho  imparten la materia de Oncología y, de esas, cuatro lo hacen de manera obligatoria.

Tendrá lugar también el congreso internacional de enfermería, de anestesiología, de trabajo social y de nutrición.

Las conferencias que impartirán expertos nacionales e internacionales, sobre todo de los principales centros oncológicos y academias de Estados Unidos, varían desde nuevos tratamientos en medicina personalizada, y las investigaciones científicas recientes entorno a los diferentes tipos de cáncer.

El diagnóstico oportuno es esencial para tener más probabilidad de vencer al padecimiento.

60%

de los casos de cáncer en México son detectados en etapas avanzadas

78 mil MUERTES

anuales son provocadas por la falta de un diagnóstico oportuno de los tumores.

7 MESES

tardan los médicos generales en remitir con un especialista a un paciente con cáncer.

1 MILLÓN

de guías médicas repartirá gratis el patronato con información para detectar y prevenir ese mal.