El Incan, listo para participar en desarrollo científico de inmunoterapias

Esos tratamientos se aplican desde hace tres años con buenos resultados en personas que padecen leucemia aguda y otros tumores resistentes, pero siguen en etapa experimental.
La técnica consiste en lograr que las defensas naturales del cuerpo ataquen a los tumores.
La técnica consiste en lograr que las defensas naturales del cuerpo ataquen a los tumores. (Especial)

México

El Instituto Nacional de Cancerología (Incan) anunció que está listo para participar en investigaciones a fin de desarrollar inmunoterapias, las cuales se caracterizan por identificar y atacar de manera directa las células cancerígenas, así como por "reprogramar" el sistema inmune del paciente para lograr mayor supervivencia, evitar la progresión de la enfermedad y en algunos casos hasta lograr la cura.

Jaime de la Garza, oncólogo, investigador y ex director del Incan, en el Foro Científico sobre Inmunooncología organizado por Funsalud, explicó que existe evidencia en diferentes partes del mundo que permite asegurar que ese tipo de tratamientos detecta la genética y comportamiento molecular de los diferentes tipos de cánceres y, al hacerlo, es posible reducir el riesgo de que las células malignas se repliquen, reaparezcan en otro sitio y terminen por deteriorar y acelerar la muerte.

Además, dijo, este avance científico se puede aplicar en enfermos que son resistentes a tratamientos como quimioterapia, radioterapia y terapias convencionales, al grado de estar condenados a morir debido a que su cáncer está muy avanzado.

Foro de expertos

En este Foro, que reunió a expertos nacionales e internacionales, se destacaron los amplios beneficios de la inmunoterapia.

"Estamos ante una esperanza en la lucha contra la enfermedad que causa más de 78 mil decesos anuales, aunque la cifra puede ser mucho mayor, en México, por ello estamos abiertos a la investigación clínica para que estos tratamientos se introduzcan al país y beneficien a los más vulnerables", dijo De la Garza, tras referir que todos los protocolos en los que participen se harán bajo un estricto control bioético.

En el foro se explicó que la ciencia detectó que puede desarrollar este tipo de tratamientos entendiendo el comportamiento de la neoplasia. Se llegó a esta conclusión al extraer las células del mismo cuerpo del paciente enfermo, una vez que se detectó cómo actúan las células cancerígenas, son manipuladas, reparadas, reprogramaras, y luego se introducen vía intravenosa para que los anticuerpos manipulados actúen contra las células enfermas.

"Educar a nuestras propias células permite matar y corregir defectos tumorales", y algo relevante es que "no causan reacciones adversas y, sin duda, revolucionará todo tipo de tratamiento", explicó.

Desde hace tres años se aplica este tipo de terapias, que se encuentran en etapa experimental y aún se prueban en protocolos a personas con leucemia aguda y que padecen otro tipos de neoplasias refractarias, persistentes, crónicas y resistentes a los tratamientos tradicionales con buenos resultados.

Existe un avance importante de este tipo de tratamientos en leucemia y, el hecho que México participe, permitirá un ingreso rápido de estas terapias, obtener registros más rápidos y negociar hasta costos privilegiados.

El investigador clínico, como el resto de los participantes, aclaró que las inmunoterapias son el cuarto pilar en los tratamientos para combatir el cáncer y que en absoluto sustituye a la quimioterapia ni a la radioterapia, tampoco a los medicamentos tradicionales.

"La gran diferencia es que ya se atacará de manera muy dirigida al tumor y tiene la eficacia de que sea el propio sistema inmune el que enfrente esa batalla cerrando toda posibilidad de que se extienda, haga metástasis, evolucione por tratarse de células milimétricas que se reproducen de manera silenciosa y son muchas veces imperceptibles", agregó De la Garza.

Menos efectos secundarios

José Campillo García, presidente ejecutivo de Funsalud, coincidió en que este tipo de tratamientos puede dar protección a largo plazo y menos efectos secundarios, lo que beneficiará más pacientes con varios tipos de cáncer.

Campillo García destacó que para la fundación reunir a expertos que hablen sobre la inmunooncología en México es un acierto que arroja cuáles han sido los avances en alternativas terapéuticas y hacia dónde dirigir los esfuerzos.

"Contar con estos foros que nos muestran las estrategias terapéuticas en inmunooncología es un logro para hacerle frente a una de las enfermedades más agresivas y crecientes en el mundo", señaló.

Los investigadores coincidieron que es esencial ampliar la investigación sobre la inmunoterapia para optimizar significativamente la eficacia del tratamiento y al mismo tiempo mejorar la calidad de vida de los pacientes.

Los oncólogos recordaron que sus primeras propuestas terapéuticas se remontan a 1970, cuando lograron la producción en masa de los anticuerpos monoclonales dirigidos específicamente a células cancerígenas.

El enfoque sigue sorprendiendo en la actualidad, puesto que la inmunoterapia va dirigida a ayudar al sistema inmune a luchar contra el tumor, más que a atacar al cáncer directamente.

Se están diseñando nuevas drogas con anticuerpos y ya se cuenta con inhibidores contra cáncer de mama y linfoma; además, se estudian otros tipos de cánceres sólidos y líquidos con buenos resultados de eficacia y tolerancia, dijeron los expertos.

La teoría de que el cáncer es difícil de erradicar y los temores que históricamente se han sumado a ese mal empiezan a cambiar lentamente. "Ciencia, médicos, organizaciones y farmacéuticas unen conocimiento y experiencias contra el cáncer y buscan nuevas alternativas para combatirlo", señaló Campillo García.

Al respecto, el laboratorio MSD en México reiteró el compromiso de desarrollar soluciones en el área, sumándose a este círculo virtuoso que busca generar nuevas expectativas de vida a personas con cáncer.


Estadísticas

De acuerdo con cifras del World Cancer Report

14 millones de casos nuevos hubo en 2012 a escala global

148 mil se diagnosticaron ese mismo año en México

22 millones calculan que se reportarán al año en dos décadas

13 millones de muertes causará esa enfermedad anualmente

78 mil mexicanos fallecieron en 2012 por males oncológicos