El Incan y la UNAM instalarán laboratorios sobre mutaciones

El director de Investigación del instituto señala que deben hallar formas de diagnóstico y tratamiento eficientes, “porque nadie más lo va hacer”.
La alianza fue presentada por el especialista Alonso Herrera en la 32 Reunión Anual del Instituto Nacional de Cancerología.
La alianza fue presentada por el especialista Alonso Herrera en la 32 Reunión Anual del Instituto Nacional de Cancerología. (Juan Carlos Bautista)

Mérida

El Instituto Nacional de Cancerología (Incan) y la UNAM proyectan instalar una red de laboratorios dedicada a estudiar las mutaciones de los tumores malignos frecuentes entre los mexicanos, a fin de prevenir su desarrollo entre poblaciones susceptibles y otorgar tratamientos personalizados con mejores resultados.

Antes de la clausura de la 32 Reunión Anual del Incan, Luis Alonso Herrera, director de Investigación del instituto, explicó que “este proyecto debe de estar concretado y funcionando el próximo año; por lo menos tres laboratorios, uno de ellos dentro del Incan y los otros en Guadalajara y Sonora, bajo la coordinación del Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos”.

Financiamiento esencial

Herrera aclaró que, si bien el proyecto de manera paulatina se extenderá al resto del país, es necesario obtener mayores recursos tanto del gobierno federal, como de la iniciativa privada, dado que se requiere de un fuerte financiamiento inicial para emprender este proyecto científico que, según el experto, es esencial en la lucha contra el cáncer.

“Es una red de laboratorios que estudiará las mutaciones más frecuentes en nuestra población que están relacionadas con la sensibilidad al tratamiento, con la respuesta a los fármacos y terapias o con la susceptibilidad para desarrollar ciertos tipos de tumores”, resaltó Herrera.

“Entonces, esta red de laboratorios de oncología molecular que estamos tratando de organizar dentro del Incan, junto con el Instituto de Investigaciones Biomédicas de la UNAM, tendría como primera misión levantar un mapa genético de aquellas mutaciones relacionadas con cáncer qué más afectan a la población mexicana”, abundó.

Un laboratorio de esta naturaleza, aclaró el especialista, requiere de aproximadamente 20 millones de pesos; sin embargo, “si hablamos de inversión para un tema tan importante como es el cáncer, no es tan alta”, señaló.

“Por ello consideramos viable la creación de esta red en la que van a participar investigadores altamente especializados que también estamos formando en el Incan y en la UNAM”, dijo.

Trabajo coordinado

Herrera afirmó que los científicos e investigadores ya no deben trabajar, como hasta ahora, de manera aislada, sino de forma coordinada.

“Necesitamos sentarnos y definir cuáles son los temas prioritarios para México, qué podemos resolver con nuestro trabajo y, de esa manera, los fondos tendrán una aplicación más específica y un uso más eficiente; el beneficio sería de manera directa para los habitantes del país”, aseguró.

El Incan y la UNAM presentaran el proyecto de financiamiento a la comisión coordinadora de los Institutos Nacionales de Salud, a la Secretaria de Salud y al sistema de apoyos para la ciencia de la universidad. De forma paralela, trabajarán en los acuerdos necesarios para que se involucre la iniciativa privada con más recursos.

Por lo pronto, comentó Herrera en entrevista con MILENIO, se está por concluir el levantamiento de un censo de investigadores mexicanos dedicados al cáncer y buscando la forma en la que se van organizar estos grupos de expertos por regiones, considerando incluso diferencias entre la población.

“Para un tema tan importante como es el cáncer no solo se requiere de una inversión inicial considerable, sino contar también con los recursos humanos altamente especializados. A nosotros nos toca encabezar esta investigación buscando formas de detección oportuna y de tratamiento eficiente, porque nadie más lo va hacer”, concluyó Herrera.

Claves

Comienza el censo

- En la clausura de la reunión médica Abelardo Meneses señaló que ya comenzó en Yucatán el censo de pacientes con cáncer y sus diferentes tipos.

- Este esfuerzo, abundó el director general del Incan, se extenderá a las ciudades de Monterrey, Colima y Guadalajara.

- Meneses apuntó que el censo forma parte del plan integral contra el cáncer que ordenó el presidente Enrique Peña Nieto.