Impresiona Compañía de Danza de Sydney en el Cervantino

Luces, movimiento, sonido y cambios radicales ofreció la agrupación australiana en su espectáculo “2 One Another”.
Archivo Milenio
(Milenio)

Guanajuato

El Auditorio del Estado en Guanajuato, la sede; los asistentes a la presentación de la Compañía de Danza de Sydney, los testigos; los bailarines, los actores principales de esta noche.

Al inicio apareció un grupo de bailarines en el centro del escenario, el cual padecía de poca luz para poderlos observar con claridad; empero, ligeramente se alcanzaban a percibir los movimientos de sus brazos, aún sin acordes alguna que los guiara.

Después de unos momentos, la música apareció y las luces en blanco acompañaron al grupo para presentar “2 One Another”, una coreografía de Rafael Bonachela. Los bailarines —hombres y mujeres—, vestidos de negro, tejieron en el escenario un vívido y sensual estudio de la interacción humana, trazando las acciones y los gestos que constituyen la vida.

Los movimientos sincronizados aparecían, y los bailarines llevaban sus actos con ritmo suave y sutil, con los que transportaban al espectador a través de los cambios radicales de música y de movimientos. Atrás los acompañaba una pantalla con un fondo pixeleado y, en la parte musical, una banda sonora, obra del compositor Nick Wales, que iba desde lo barroco hasta lo electrónico.

Este espectáculo de danza contemporánea está conformado por más de 10 bailarines que muestran su depurada técnica lo mismo como solistas que en dúo, en cuartetos o bailando en grupo, lo que pudieron apreciar los asistentes conforme se desarrollaba la puesta en escena.

En un solo acto de más de una hora de duración, la Compañía de Danza de Sydney transportó al público con sorprendentes cambios de música, que pasaba de lo armonioso a lo agresivo. En la pantalla, los colores, especialmente blanco, negro y rojo adornaban los sonidos y los movimientos.

Para finalizar y tras el último cambio de vestuario —en el que se destacó el rojo— y después de varios altibajos de ritmos, la presentación concluyó con solo dos integrantes en el escenario. Entonces el público se manifestó eufórico, y algunas personas hasta se levantaron de su asiento para aplaudir la entrega de esta compañía en el Festival Internacional Cervantino.